Imprimir

El Cartagena ya se jugó la permanencia en Segunda A hace 30 años en el desaparecido campo de El Mirador

Sportcartagena | 28 de abril de 2014

Como ahora. Era el mes de mayo. Pero Algeciras y Cartagena estaban en Segunda. Faltaban tres jornadas para concluir la Liga en Segunda A (entonces se llamaba así, sin ningún otro nombre comercial). Los dos equipos se la jugaban. El que ganara tenía casi todas las papeletas para salvarse pero...
Como ahora. Era el mes de mayo. Pero Algeciras y Cartagena estaban en Segunda. Faltaban tres jornadas para concluir la Liga en Segunda A (entonces se llamaba así, sin ningún otro nombre comercial). Los dos equipos se la jugaban. El que ganara tenía casi todas las papeletas para salvarse pero el que perdiera lo tenía casi todo escrito.

Los algecireños estaban dirigidos por Baby, todo un mito para el fútbol cartagenero en la década de los años setenta y como entrenador él fue quien subió por vez primera al equipo a Segunda B. Además, su ‘9’ era un cartagenero, Joaquín Muñoz Guardiola, quien vivía sus años dorados como futbolista aunque ya tenía muy cerca la retirada. En el Cartagena los entrenadores eran Ángel Pallarés, que ponía el carnet, y Paquirri, el entrenador de los juveniles, aunque quien realmente daba las órdenes para las alineaciones era Florentino Manzano, el hoy presidente del Cádiz. Las vueltas que da la vida ¿verdad?

La historia se escribía un caluroso domingo del mes de mayo. El Algeciras y el Cartagena FC se la jugaban. Era o todo o nada. El Mirador estaba lleno, no cogía un alfiler. Incluso hubo gente que se quedó en la calle y trataron de colarse por las paredes de aquel viejo campo. 

Desde Cartagena viajó un autobús que salía desde la Plaza de España, ida y vuelta hasta Algeciras en el mismo día. Como ahora. Pero con autocares de hace 30 años y con carreteras que nada tienen que ver con las actuales. Y en el banquillo del Algeciras, por si era poco, un cartagenerista de pro, Baby, el que fuera jugador, capitán y entrenador albinegro durante casi una década, la de los años setenta.

El partido fue de infarto, emocionante de verdad. Pero el Cartagena siempre lo controló. Marcó el canario, ya fallecido, Rivero y el hispano uruguayo José Carlos Trasante con un golazo desde casi 40 metros que aún se recuerda por Algeciras. Después acortaron distancias los de Baby pero la historia ya estaba escrita. A la semana siguiente Cartagena y Elche firmaron un pacto de no agresión en El Almarjal para que el partido acabase 0-0 y valiese para el ascenso ilicitano a Primera (Roque Olsen era el entrenador) y el Cartagena se quedara en Segunda.

Por cierto que aquella tarde estaba previsto que jugara como lateral izquierdo Casimiro Torres y asi se lo dijo Paquirri la noche anterior en el hotel de concentración al hoy entrenador con residencia en Torrevieja. Pero cuando Florentino Manzano se enteró su disgusto fue tal que ordenó a Paquirri y a Pallarés que se desdijeran y que le dijese a Casimiro Torres que el que jugaría en el lateral izquierdo sería Pani. Y así fue. Pani, mucho más aguerrido, jugó aquella tarde con el cuchillo entre los dientes y la verdad es que no pasó nadie por su banda. Manzano, el hoy presidente cadista, acertó con aquella decisión porque en realidad era él quien mandaba en el equipo.

La historia de un partido decisivo volverá a repetirse este domingo en Algeciras (19:00 horas). El Cartagena necesita ganar para dejar resuelto el playoff y evitar que nadie se le ponga por delante.
Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/fc-cartagena/cartagena-jugo-permanencia-segunda-hace-30-anos-desaparecido-campo-mirador/20140428095000032342.html


© 2020 Sportcartagena

SPORTCARTAGENA, S.L. CIF: B-30842108 © 2009-2020

Contacte con nosotros: redaccion[a]sportcartagena.es