jueves. 18.08.2022

Chus Hevia tendría la culpa...

 Con el paso de las semanas (mes y medio más o menos) se observa la perspectiva de una determinación: la de bajar la persiana para que los entrenamientos de los sábados en el estadio Cartagonova no puedan ser presenciados por el público. Este impedimento no se da en el resto de la semana en esta plantilla que viaja como el ‘holandés errante’ de un sitio para otro: Pozo Estrecho, Nueva Cartagena, Pinatar Arena, Dolores de Pacheco, Urba Mediterráneo, Hacienda del Álamo…

Suele ser una medida aconsejable en determinados momentos de los clubes, la de no contar con testigos que podrían ser molestos en los ensayos, ya no por el espionaje industrial y hay que entenderlo así. Tampoco es trascendental pero sí llega a ser interesante cuando se producen reacciones de los protagonistas de los ensayos. Y acabando el ‘mercado de invierno’, con Óscar Rico y Chus Hevia desligados de la plantilla por decisión técnica, con polémica incluida y división de opiniones en la calle, en el último entrenamiento de ambos en el Cartagonova, antes de que recalasen en Mérida y Linares respectivamente,

Chus no acabó la sesión preparatoria, la abandonó por las instrucciones que recibió de sus ex jefes, Monteagudo en primera instancia. Las causas de esa salida de Hevia del entrenamiento, con evidente enfado, dando puntapié a lo que halló por delante –porque era tácitamente una expulsión, la de un jugador herido en su amor propio por su situación deportiva- no se han sabido.

Después de estos hechos este medio digital contactó con las dos vertientes para que esclareciesen lo ocurrido, pero no colaboraron. Sin entrar en detalles. Nosotros contamos entonces lo poco que sabíamos del asunto. Pero desde aquella semana surgió la determinación de prohibir la entrada al entrenamiento del sábado en el estadio municipal, a todo el mundo. La medida ha dejado de establecerse este sábado 11 de marzo, se vuelve a la normalidad y solo queda sacar en conclusión que el ‘culpable’ de que ocurriese lo que ocurrió en aquel ensayo la tuvo, en hipótesis, el enfadado Chus Hevia. / G. J.

Chus Hevia tendría la culpa...
Comentarios