martes. 05.03.2024

Una fisura en el fuerte armazón

Este FC Cartagena de Paco Belmonte viene siendo campeón en las formas. Su manera de comportarse en la práctica totalidad de las facetas de una entidad deportiva es modélica. Sus relaciones con todo el mundo son cordiales.

Rompió con todos los moldes y colocó un antes y un después en el comportamiento social de la entidad, por la que han pasado jefes y jefes. Pero llega -.o sale-  el jugador  Óscar Rico y abre un fisura en el fuerte armazón institucional del club en lo que se llama la forma de proceder. Rico confiesa en la Ser que se tuvo que enterar por su agente representante de que en enero no contaba en los planes técnicos del Cartagena . Y que le perjudicó enterarse bastante tarde, ya en los penúltimos coletazos del mercado de invierno.

Si ha sucedido así, el futbolista tiene razón en quejarse y hacer ese comentario. La sensibilidad es algo que cuidan y mucho en el FCC, que semanas atrás fue alabado y aplaudido -y con toda la razón -al prorrogar el contrato del lesionado Miguel Guirao, que recayó en su grave problema de rodilla. Pero en la antípoda de este gesto está el hecho de que Óscar Rico haya salido con mal sabor de un club al que ha servido en tres etapas de su vida. / G. J.

Una fisura en el fuerte armazón
Comentarios