domingo. 25.09.2022
La opinión de
Guillermo Montoya

Guillermo Montoya

Los cinco infiernos

 Cinco partidos y cincos infiernos. No queda nada y queda un mundo. Todo y casi todo. Paz y guerra. Gloria y olvido. Ilusión...

Tres malditos minutos

Tres minutos le bastaron al Marbella, en colaboración con la defensa del Cartagena, para llevarse un partido. Tres minutos y nada...

Rien de rien

Nada de nada cantaba Edith Piaf desde lo más profundo de su alma con un sufrimiento que hace que cada persona que la escucha...

Pitad, pitad, malditos

Danzad, danzad, malditos : Estados Unidos, en plena época de la Gran Depresión. En medio de un ambiente de terrible...

Una de cal y otra de arena

La expresión una de cal y otra de arena es lo primero que nos viene a la cabeza para definir lo que está pasando cada fin...

Monteagudo y 11 más

 Hoy los aficionados del Cartagena pasarán la totalidad de la mañana en el trabajo, en los bares, paseando,...

La sorpresa del Roscón de Reyes

Ya ha vuelto el fútbol, en Segunda B, y volvemos al ajetreo de cada jornada. Es necesario para la supervivencia de la especie, lo...

Lo mejor está por llegar...

 Otro “Domingo de Ramos”. Marcar un gol en los últimos minutos, o en el descuento, ya tiene nombre propio. Iba a...

¡Sei bella come un gol al 90´!

Cuando en el principio Dios creó los cielos y la tierra, reinaba el caos y no había nada en ella. El abismo estaba sumido...

¡Una suegra!

Suegra es un ser mitad humano mitad mitológico, lo que hace que sea prácticamente invencible. Así fue el...

Empezamos a ponernos cachondos

 Líderes. Esa palabra que tanto nos gusta en el mundo del fútbol. Es lo máximo, es el clímax, es...

Transistores

Los transistores fueron los mejores amigos de los futboleros en nuestro país durante muchos años. Aún queda alguno...

Glory, glory Efesé...

Guille Montoya, escritor y columnista de Sportcartagena tiempo atrás, residente en el extranjero, regresa a su tierra portuaria para cargar pilas antes de una nueva salida europea, y nos ha preparado uno de sus sabrosos comentarios, de vuelta al estadio Cartagonova y con el grato baño de fútbol del partido del Marbella.