Opinión: Diego de Haro

Alonso Gómez López, un ejemplo a seguir

No pretendo desde estas líneas, glosar las bondades ni regalar lisonjas a nadie. La única verdad del motivo que me mueve a expresar con estas líneas, es el reconocimiento a una persona entrañable, singular e irrepetible y que será recordado en nuestra ciudad incluso cuando deje de estar con nosotros de manera activa.

Desmontando el mito sobre la afición de Cartagena

La  mala fama del aficionado cartagenerista es cuanto menos inmerecida. Cansado de escuchar a propios y extraños refiriéndose a la afición de Cartagena con expresiones como “aquí tenemos lo que nos merecemos”,  “somos unos derrotistas”, “no tenemos afición”, etc…

Los cartageneros ¿nos merecemos esto?

Paco Belmonte es tan buen gestor económico como mal director deportivo. Lo uno y lo otro es fácilmente comprobable. Desde que llegó al Cartagena, el club se ha estabilizado financieramente, liquidando su deuda y ofreciendo unos números envidiables. Lo otro, su mala gestión deportiva, también es fácilmente verificable.