Una plantilla de contrastes

Por fin se ha terminado el mercado de fichajes. Este año, empujado por el parón sufrido por el COVID, las contrataciones se han alargado hasta principios de octubre. Pero ya se acabó la incertidumbre y sabemos quiénes van a defender la casaca albinegra, por lo menos hasta enero.

Como todo en esta vida, la plantilla que ha confeccionado Paco Belmonte y su comisión deportiva está llena de contrastes. Por un lado, han conseguido seducir a futbolistas de la talla de Rubén Castro, Gallar o De La Bella. Jugadores que jamás nos hubiéramos imaginado que podían estar a tiro del Cartagena. Un esfuerzo además en el parámetro económico, ya que con un límite salarial marcado muchas veces es complicado hacer cuadrar los números. Y esos jugadores, hoy por hoy, deben ser diferenciales en la categoría, ayudando al Cartagena a conseguir su objetivo, que no es otro que la permanencia.

Belmonte ha logrado seducir a jugadores como La Bella, Rubén Castro o Gallar que jamás habríamos imaginado que jugarían en el Cartagena

Por contra, también hay aspectos negativos. El primero que se me viene a la cabeza es la gestión de las rescisiones, lastrada por las renovaciones automáticas en caso de ascenso y el parón del mercado por la incertidumbre de la Segunda B. Ya se ha tenido que rectificar con Jurado y Elady, y parece que se tendrá que hacer con Carlos David.

Para mí el defensa tiene nivel para jugar con cierta asiduidad, pero entiendo que para el entrenador/club no, porque lo han querido sacar hasta el último minuto del mercado. Se ha quedado y ahora le toca a Borja darle confianza, porque su oportunidad llegará. El eje de la defensa es una posición muy expuesta a bajas por sanción. Si Carlos David no recibiera esos galones, la defensa sería un punto negro de la plantilla, ya que Rhyner, Álex y Andújar quedarían escasos por número, con un Uri aún verde en la recámara.

Once ante el Lugo primer triunfo

Este fue el once inicial del Cartagena que lograba su primer triunfo en la Liga, ante el CD Lugo/Foto FCC

Por otro lado, veo exceso de jugadores en el medio. y además todos de un perfil muy similar. Me faltan dos roles que no están cubiertos: un  pivote físico y de recorrido y un media punta imaginativo. Con la delantera, pasa lo mismo. No hay ningún 9 de referencia, de los que bajar un balón en largo y darle desahogo al equipo. Son todos jugadores del perfil de juego que quiere implantar el míster, pero creo que con plantillas tan largas hay que dotar del máximo de herramientas posibles al equipo. Porque tarde o temprano, a lo largo de 42 partidos, te vas a ver abocado a colgar balones.

Hay exceso de jugadores en el medio y además, todos de perfil muy similar y con la delantera pasa lo mismo

Dicho esto, lo que dicta sentencia será la pelotita. Y no perdamos tampoco la valoración global: es una plantilla muy buena para conseguir la permanencia. Ni de lejos podríamos pensar que estos jugadores son candidatos a bajar. Con lo cual, no hay excusa. Este Cartagena no puede ser uno de los cuatro peores equipos al acabar el año.