martes. 31.01.2023

El puzzle del mercado invernal

Saltó la liebre. Cuando se aproxima el final de la primera vuelta es inevitable que, quien más o quien menos, comience a pensar en posibles refuerzos de cara al mercado invernal. Ni siquiera un equipo como el Cartagena, líder en su grupo, y con una plantilla donde la mayoría está dando un gran nivel, se salva de tener que acudir a por fichajes.

Enero es un mes raro para los equipos. Los que no han hecho los deberes en verano se lanzan a renovar su plantillas en profundidad. No es el caso de Paco Belmonte, que consiguió formar un buen bloque pero, eso sí, mejorable. El problema es encajar el puzzle de la fichas sub-23 de la plantilla.

Todos convenimos en que el pequeño agujero está en el centro del campo. Sergio Jiménez y Rivero son fijos, y las bajas las suele suplir un central reconvertido como Gonzalo. Quintana y, sobre todo, Pablo Ortiz cuentan poco y su salida estaría cantada, siendo el elegido para llegar un jugadorazo como César Remón. Sin embargo, no va a bastar con mover una pieza, porque los dos futbolistas nombrados anteriormente son sub23.

Para que llegara Remón tendría que salir otro futbolista y, además, con vitola de importante. Si miramos a la defensa el jugador con menos minutos está siendo Ceballos, pero es capitán y hombre fuerte en el vestuario. Nos queda gente como Fernando u Óscar Rico. Pero si se va alguno de ellos, lo normal es que viniera un sub23 para ocupar su demarcación. O eso, o confiar en el Miguel Guirao, lesionado en verano que debería reincorporarse en 2017.

Veremos lo que sucede. Personalmente no me parecería mal 'prescindir' de alguien de ataque para reforzar el centro del campo. Lo que está claro es que ni yendo líder el Cartagena se salva de acudir a las rebajas de enero.

El puzzle del mercado invernal
Comentarios