jueves. 01.12.2022

El desfibrilador

Rafa sale de riesgo. Si sale o va a salir ya de la UCI del HSL es porque le va a ganar el partido al cuádruple infarto o lo que haya sido. Yo fui uno de los espectadores, y de paso uno de los 'mono con bolígrafo' que estuvo en el 'Sánchez Luengo'  el domingo de principio a fin del doble encuentro. Porque se jugaron dos encuentros, dos, y no estoy en error. El primero, esos 31 minutos que prometían mucho, con un 2-1 a favor de El Algar. Dos goles rápidos en una salida arrolladora y eliminatoria remontada para los de casa con mucho tiempo por delante para dar un buen espectáculo. Tres tantos en media hora escasa daban para esperar mucho de los 59 minutos restantes. Pero ese partido marchoso y bullanguero de 31 minutos se acabó. De un carpetazo.

A partir de ahí se abrió un encuentro más importante y trascendente, el de la lucha por la vida. La pelea quedaba establecida desde que Rafa, el jugador dorsal número 2 del CD. Algar, cayó al suelo como fulminado. Un torrente de dudas, de temores, de angustia se apoderó del público que estaba en el 'Sánchez Luengo". El partido se detuvo y los minutos parecían horas. ¿Qué le ocurría a Rafa, el chaval de 22 años que jugaba con los algareños y que minutos antes había botado y celebrado jubiloso los dos goles de su equipo? El corazón le traicionó y la muerte le rondó bastantes minutos hasta que las lágrimas de compañeros y espectadores dieron paso a los aplausos.

Cada año se registran en España unas 24.500 paradas cardíacas extrahospitalarias, es decir, aproximadamente una cada 20 minutos, dice la estadística. Al joven Rafa le tocó la china el domingo cuando mejor le iban las cosas a su equipo, ganando aunque con la necesidad de tener que marcar un gol más además de los dos que consiguieron sus compañeros en la puerta de la Minerva.

1447691205_extras_noticia_foton_7_1Rafa "había mejorado algo". Por obra humana (doctor Francisco Belda, que estaba allí) y después por las atenciones del personal del 061 y del Hospital de Santa Lucía, Rafa Lorente Corví pudo salir adelante. Pero sin olvidarnos de la herramienta colaboradora, básica: el desfibrilador. Su uso ayudó en primera instancia a salvar la vida a Rafa. El campo municipal 'Sánchez Luengo' es de los privilegiados en la Región de Murcia que disponen de ese milagroso aparato que fue estrenado en este suceso. Mas hay otros campos de juego e instalaciones deportivas que aún no cuentan con el artilugio mágico de cuya eficacia pueden estar orgullosos en el pueblo  de El Algar.

Dotar de desfibrilador al resto de la comunidad deportiva de Murcia creo puede representar un desembolso entre 400.000 y 500.000 euros. Calderilla en comparación con lo que se perdió en este complejo país solo en unos años en la corrupción en el ámbito de la política. Las fiestas, comilonas y vacaciones de Bárcenas  en la nieve y las de Chaves y su colega también andaluz, por separado, consentidas, solo son el chocolate del loro. Y que me llame demagogo el que se atreva...

El desfibrilador
Comentarios