domingo. 25.09.2022

Lo que se avecina

En territorio cartagenerista, visto lo visto dentro y fuera de los terrenos de juego, en este convulso fin de semana, es que la legal Bandera de la provincia marítima, confundida con la de Dinamarca por los legos, ni por los forros volverá a ser utilizada por el Efesé en cuatro largos años. Ha estado a punto de ser ‘recuperada’ por los MC del locuaz Pepe Cavite, se veía venir con los 22.000 votos de apoyo, pero del mismo modo ahora se ve en la lejanía con el apaño ‘transfugal’ en el que ni me meto ni me dejo de meter porque acabo de renovar mi carné de apolítico.

Vamos a lo nuestro, al fútbol, y en ese horizonte parece que se ha asimilado el ‘golpe’ de El Toralín ante los ‘calmatorios’ mensajes de Belmonte y las manifestaciones de aficionados con más de cinco dedos de frente que ven que el Cuarto Proyecto de la SAD más floreciente en cien kilómetros a la redonda va a ser el definitivo. Si ya no cuaja, allá por mayo/junio de 2020,  que sea transformado el estadio Cartagonova en un nuevo Aeropuerto, con lo que todos nos íbamos a divertir un poco porque sería una polémica abierta y mantenida por el próximo par de siglos. 

El primer fichaje inteligente que deberían hacer ByB, pero ya,  es el de la suerte favorable. Los hay que la tienen a raudales y con dos míseros empates (como el Racing Santander) suben a Segunda sin despeinarse.

luis-manuel-rubiales-presidente-federacion-espana

Rubiales, incapaz de momento de reformar la Segunda B para que no siga siendo un pozo.

De momento el personal sigue teniendo ganas de fútbol. Es algo que se detecta en el ambiente y el que piense que no, que le haga un escrache a Luis Rubiales, quien sigue la línea de Ángel María Villar en cuanto a no hacer puñetero caso a una reforma profunda del cachondeo de la Segunda División B.

Lo que se avecina
Comentarios