viernes. 09.12.2022

Nuevo chip, pero ya

 

El ascenso del FC Cartagena pasa ahora por dos eliminatorias. ¿Quién dijo miedo? Se necesita un equipo enrabietado, liberado del trauma del Cerro del Espino, y me da el pálpito (por lo que leo en las redes sociales, que a veces enredan y otras veces desenredan la madeja) son los propios futbolistas metidos en segundos en la batidora que los ha hecho puré. Cierto. Ha ganado Maquiavelo. Pero éste no va a triunfar siempre. Imposible. Leo el afán de los jugadores expresado en líneas de pantalla que califico de sinceras y muy oportunas, y no me cabe la menor duda que en un par de días la confianza y la fe van a ir de la mano con la afición, incombustible y madurando, excepto los inevitables ‘quemasangres’.

La línea de seguir es la del Albacete de su último salto a la Liga de Fútbol Profesional: cayó ante el Lorca FC del hoy desaparecido Xembao y después resolvió las dos eliminatorias que le corresponden, no sin sufrir. Eso sí.

No es fácil pero no tan difícil tras la experiencia de Majadahonda y conocida la predisposición de la plantilla. Siempre me ha llamado la atención, sin ser aficionado a los toros, que los toreros sanan las ‘cornás’ en horas, se reponen contra las manecillas del reloj, y enseguida están listos para volver al albero para despachar un morlaco de más de 500 kilos.Me meto en los terrenos del experto periodista Ricardo Díaz-Manresa y creo que  el Cartagena tiene que ser torero esta semana, la otra, la siguiente y llegar al final de la cadena que acaba en el cuarto encuentro tras el calentamiento con el Rayo Majadahonda, que jugó en la tómbola una sola papeleta y se llevó todos los regalos de la feria.

La faena que le aguarda al Cartagena es para valientes y nadie va a temer ahora meterse en la trinchera: eliminar al Celta B, para empezar con el cambio de chip. Máximo respeto al filial celeste. Pero el rápido cambio de mentalidad hará que todo pueda ir sobre ruedas en la recuperación anímica de una plantilla idónea para proporcionar una doble alegría. Son dos eliminatorias, dos, y arriba.

*********************************

PD. Incorporo este juicio del cirujano jefe de la plaza de Las Ventas, Máximo García, ante cornadas con trayectorias imposibles, órganos afectados o heridas que parece son mortales. "Los toreros se recuperan tan rápido de las embestidas del toro que parece que están hechos 'de otra pasta'. El secreto está en la fortaleza mental".

*****************************************

Nuevo chip, pero ya
Comentarios