miércoles. 07.12.2022

El Rayo Majadahonda sabe lo que es un playoff

Hace justo un año (el 22 de mayo de 2017) el Racing Santander acudía al Cerro del Espino. El Rayo Majadonda jamás había pisado el planeta de un playoff de ascenso a Segunda y la cosa se la tomó como un acontecimiento. Los cántabros, nietos de aquel famoso defensa llamado Pombo,  ganaron por 1-3 ante tres mil espectadores, la mitad de Cantabria desplazados. Entonces era el encuentro de ida de una eliminatoria en la que los racinguistas se presentaban  favoritos de calle y por todo. El peso del historial, de la plantilla profesional suele contar pero no decide siempre.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, como el domingo hará Ana Belén Castejón,  primera regidora cartagenera, estuvo en el encuentro. El primer gol de los montañeses tardó en llegar 57 minutos y llevaba la firma de Dani Aquino, y ocho después igualaba el Rayo y las cosas se torcían para la escuadra del Sardinero. El partido se desatascó a ocho minutos para el final con dos goles visitantes casi seguidos.  En la vuelta el Racing redondeó la eliminatoria con un 3-0 ante diez mil seguidores.

El Majadahonda, por tanto, ya está entrenado para estas emociones. Sabe lo que representa un playoff y encara por vez primera el de máximo relieve, el destinado a los campeones donde se actúa por precaución con red debajo del trapecio del circo. Si hay error humano y caída no hay muerte. La vida sigue para abordar otras dos eliminatorias a cara de perro mordedor pero es otra cosa. Este domingo lo tiene algo más difícil que el Cartagena, que con el gol cabecero de Aketxe devolvió el alivio y  la luz a la Efesemanía. Ésta estará presente en el Cerro del Espino pero tal vez no en el número deseable por el aforo del campo madrileño. Se recurre al sorteo de entradas para resolver de forma salomónica el dilema.

La medalla alcanzada en la liga finiquitada por los de Alberto Monteagudo al sumar 32 puntos en los desplazamientos, producto de 9 victorias y cinco empates, refuerza la moral albinegra, En contraste, el Rayo Majadahonda ha  sumado en casa 43 puntos  (trece triunfos y 4 empates) y se ha quedado en este aspecto a un punto del Mallorca, líder de líderes, al que no obstante le queda la prueba del algodón: pasar airoso por Anduva, campo mirandesista donde 6.000 gargantas  son un orfeón de muchos decibelios.

 

 

 

El Rayo Majadahonda sabe lo que es un playoff
Comentarios