El silencio de  ByB en tiempo de crisis

Sí; lo mejor, lo saludable, lo coherente y la mejor terapia para los equipos en crisis de juego y de resultados es que los actores, los protagonistas vestidos de corto hablen en el terreno de la verdad, que siempre ha sido, es y será el rectángulo, bien de césped sintético (como el de Can Misses de Ibiza), en el mullido tapiz del Cartagonova o en San Fernando cayendo chuzos con punta cuando toque jugar en la Isla, una prueba que está a la vuelta de la esquina.

Hay crisis, bache, socavón o como se quiera etiquetar y la concha cartagenerista en su régimen interior se cierra más que nunca. Férreamente. Los paredes del club son de granito impermeable como el suelo de Santiago de Compostela.  Como estrategia me entero este Miércoles Santo por Rubén Serrano en mi querido periódico  La Verdad – que los jefes del Cartagena SAD recurren al blindaje. Aíslan y se aíslan ellos mismos. Cierran filas para que un imprescindible, deseable y, si se puede, convincente  triunfo el domingo ante El Ejido, equipo en descenso y hermano gemelo en penas eventuales, sirva de auténtico punto de inflexión y devuelva la fe perdida por muchos, pero a lo mejor ese fin de callar y hacer callar  no justifica  los medios.

Quedan bloqueadas o no permitidas –interpreto- entrevistas a determinados jugadores y se programó  el martes una rueda de prensa antes del entrenamiento en Miércoles Santo en La Manga Club, con Josua Mejías como elegido. Habló el mejor albinegro en el desdichado partido de Ibiza y no es mala estrategia poniendo el foco en el lógico optimismo del  defensa venezolano que hable después para poner fe en el ambiente , pero tal vez no sea razonable que los que deben de conocer mejor que nadie el problema, ByB, estén en silencio oficial. Hasta que escampe. Vísperas de mucho (declaraciones en cadena la semana del derbi, consabida parafernalia desarrollada en Murcia y en Cartagena para ambientar el evento con tanto machaque de amistad entre directivas), iban a dar días de poco o de nada. Ahora toca no hablar sobre las estrategias reales conducentes a que el equipo de Gustavo Munúa sea el de antes, que era ejemplo de calidad, conjunción, recursos de líder y mutuos apoyos y admiraba a todos.

Breis y Belmonte presentan los precios/Foto: Prensa FCC

ByB en una actividad del club que dirigen con el fin de llevarlo al fútbol profesional. Aún hay tiempo.

Tirar el carro por el pedregal es algo que me juego el pescuezo que muy pocos futbolistas del actual FC Cartagena SAD sean capaces de practicar porque no es lo prudente ni lo convencional. La información oficial del club está en parte reconducida, no hoy sino desde hace tiempo, que es el período que los otrora colegas de oficio en prensa, radio y TV, ByB mueven todos los innumerables hilos del club. Sabia estrategia para la empresa a la que se dedican  ambos con  acierto en casi todas las parcelas (gestión administrativa y financiera en primer término)  pero con alguna grieta en los movimientos, como todos los mortales, ante lo que ahora no saben/no contestan por lo que parece.

Sería elemental y saludable conocer qué terapia se ha aplicado, más allá que la del silencio oficial, para que la piña que era antes la plantilla lo vuelva a ser. Materia prima hay para poder ser campeones. Pero ¿cómo se devuelve la ilusión y la armonía? ¿Cómo se recupera ese bloqueo mental que impera cuando se está jugando y los partidos se hacen largos como si fuesen de 200 minutos?

¿Se asume que pudo ser un error el imponer hace semanas presuntamente dejar para junio el conocer el futuro profesional de los jugadores?