martes. 31.01.2023

Este es el camino

Tras disputarse seis jornadas de liga, el Cartagena empieza a dar mejores vibraciones que la temporada pasada, sobre todo tras el partido contra el CD Lugo.

Cuando en la temporada 2020-2021 se llevaba disputadas seis jornadas el Cartagena llevaba dos victorias (Lugo y Ponferradina) dos empates (Oviedo y Fuenlabrada) y dos derrotas (Sporting de Gijón y Leganés), tenía seis goles a favor y seis en contra, con ocho puntos, entonces si recordáis el equipo cartagenero debutó en Oviedo, en un partido en el que el Cartagena obtuvo demasiada recompensa arrancando el primer punto de la temporada donde el Oviedo fue muy superior, el partido de esta temporada me recordó al de la pasada.

Pero aunque el equipo pareció enderezarse con esas dos victorias había algo que no nos hacia ser muy optimistas ya que aunque el Efesé hacía buen juego, los equipos contrarios con poco que hicieran se llevaban el partido, así ocurrió por ejemplo contra el Mallorca y el Español hoy en Primera División, el Cartagena hizo buenos partidos pero se falló en la parte de atrás y se perdió, o los partidos contra el Logroñés o Sabadell que se perdieron de igual manera, ya digo que el buen juego del equipo quedaba tapado por eso fallos defensivos y así desde la jornada 6 hasta la 21 que finalizó la primera vuelta el Cartagena consiguió 12 puntos de 45 posibles llegando a los 20 con los que acabo la primera vuelta, un bagaje que llevaba camino de volver al escalón inferior.

E_mTjoFXsAUjJyp

Felicidad en el vestuario del Cartagena. Por ahí es el camino

Para mí el cambio que me hizo pensar en la salvación fue el partido en Gijón, donde el equipo dio una seguridad defensiva jamás vista hasta ese momento, coincidiendo con la llegada de Raúl  Navas y Toni Datkovic a la defensa cartagenera, hasta ese momento el Cartagena era un coladero, hasta ese partido la portería cartagenera, por donde ya habían pasado tres porteros, había sido perforada treinta y tres veces en veintitrés partidos, y tenía tan solo 21 puntos. En los diecinueve partidos restantes el Cartagena consiguió rebajar esa sangría de encajar un 1.4 por partido a encajar uno por partido y conseguir la friolera de 28 puntos en esas 19 jornadas restantes.

Transcurridas las seis primeras jornadas de Liga parece claro que este Cartagena está yendo de menos a más

Centrándonos en esta temporada, la B&B tenían claro dos cosas que debían de mantener el bloque que le dio la permanencia y reforzar con jugadores de mayor calidad para intentar esta temporada no pasar los apuros de la anterior, las renovaciones costaron pero fueron llegando, Marc Martínez, Jurado, Cayarga, Rubén Castro, De Blasis, Gallar, también tuvo que superar las bajas inesperadas de José Ángel Jurado que fue traspasado a un equipo árabe y de Raúl Navas a Las Palmas. La pretemporada no fue fácil ya que aunque llegaron nuevos fichajes, Luna, Bodiger, Tejera, Kawaya, Boateng…, algunos de ellos no pudieron completarla ya que cayeron lesionados, todos estos imponderantes hicieron que el Cartagena llegara al primer partido de liga con jugadores fuera de forma más futbolistas que debían de acoplarse, ya que llegaron a final del mercado.

Transcurridos seis partidos de liga, podemos decir que el Cartagena ha ido de menos a más, la defensa titubeaba, y contra el Almería en el primer partido se regaló los dos primeros goles y aunque Luna recorto el marcador, el Almería volvió a marcar ante un mal rechace de Marc. En Huesca el equipo aragonés parecía un vendaval y solo era cuestyi´9on de tiempo que cayera el gol a favor del equipo local y así llegó en un córner tirado por Marc Mateu que Delmas introdujo en su portería.

Luis Carrión avisó, tras el ridículo que hicimos en Oviedo, que haría cambios. Y lo cumplió a las primeras de cambio ante el Lugo

El siguiente partido también se jugó en tierras aragonesas en La Romadera contra el histórico Real Zaragoza, aquí el equipo sufrió una leve mejoría, pero fue superado netamente por el equipo de Juan Ignacio Martínez, pese a las ocasiones que disfrutó el equipo maño el que se llevó el gato al agua fue el Cartagena ganando un partido que no esperábamos que fuera así. 

En la siguiente jornada nos visitaba el filial de la Real Sociedad B, dirigida por un campeón del mundo como Xavi Alonso, un equipo joven pero que mueve muy bien la pelota, poniendo en apuros varias veces la portería de Marc Martínez, el equipo tuvo otra mejoría. Para empezar Carrión sorprendió con la alineación del Dauda, jugador cedido por el Anderlecht que llegó dos días antes, la verdad que jugó veinte minutos muy buenos creando peligro y desbordando la defensa blanquiazul hasta que se lesionó, cuando el partido estaba en el descuento un buen centro de Delmas fue rematado por Ortuño a las mallas. En este partido el Cartagena mereció más que en el anterior pero si se hubiera empatado no hubiera sido ningún disparate.

El equipo albinegro estaba echando en falta que futbolistas tan determinantes como RC7 y Alex Gallar apareciesen por fin

Llegamos a la quinta jornada donde el Cartagena toco fondo, el Oviedo desbordo por completo al equipo albinegro, y para colmo los albinegros demostraron poca actitud tras encajar el segundo gol en una jugada que el central ovetense hizo lo que quiso en el área cartagenera para que Andújar marcara el gol en propia puerta.

Habían transcurrido cinco jornadas y equipo estaba en un tono gris-oscuro, el centro del campo no carburaba y la defensa hacia aguas por todos lados, y los que tenían que aparecer como Rubén Castro o Gallar no lo hacían, el delantero canario apenas había entrado en juego y era la primera vez que estaba cinco jornadas sin marcar, el equipo no llevaba más goles en contra gracias a las intervenciones de Marc Martínez que esta en un  gran momento de forma, Carrión tenía por delante una semana decisiva donde el mismo dijo en rueda de prensa que tenía que hacer cambios para intentar variar la dinámica en la que estaba entrando.

Llegó la sexta jornada y nos visitaba el CD Lugo, que en la jornada anterior había desarbolado al Huesca en su feudo, Carrión como dijo hizo cambios en el once inicial, así en la defensa puso de lateral izquierdo a Gastón Silva, el centro del campo lo cambio totalmente con la entrada de Boateng y Claveria, y en la zona de arriba Okazaki acompañaba a Rubén Castro en la parte de arriba, con esto se dibujaba un 4-4-2.

El Cartagena dio buenas vibraciones desde el principio, sus líneas enlazaban entre ellas, Gallar jugaba de media punta dándole mucha verticalidad al juego albinegro en la parte de arriba, donde Okazaki y Rubén Castro intercambiaban sus posiciones y jugaban con velocidad, en el centro del campo Boateng jugó sus primeros buenos cuarenta y cinco minutos en liga y Claveria cogió el mando del equipo, tirando del equipo en los momentos difíciles, y la defensa fue de menos a más, y eso se notó en el primer acercamiento que tuvo el Lugo que se saldó con tarjeta amarilla a Andújar y el gol del equipo lucense.

Un jugador que para mí ha sido clave en el cambio de actitud es Pablo Clavería, que estaba en la puerta de salida hasta que Carrión lo frenó

Para mí, personalmente, el equipo en general estuvo bien pero si hubo una jugador importante fue Claveria, defenestrado la temporada pasada y a punto de salir este verano, no salió porque Carrión no quiso, recuperó muchos balones en el centro del campo, ayudaba a los centrales y sacaba el balón con rapidez, arengaba a sus compañeros en los momentos difíciles a que jugaran el balón con más velocidad, no decayendo el espíritu del equipo gracias a esta actitud, otro punto a destacar es Marc Martínez que está en un esplendido estado de forma salvó algunas jugadas comprometidas, y para finalizar la salida de Ortuño que dio una asistencia fenomenal a Rubén Castro para conseguir el segundo gol es de gente que esta metida en el partido aunque salga del banquillo con ocho minutos por delante, otro dato a tener a cuenta es los ocho minutos que hizo De Blasis que dio una lección de aguantar el balón y de recuperación que nos da cuenta que el jugador ira entrando poco a poco en el once y completara un buen centro del campo.

Todavía queda mucha Liga pero la reacción del equipo ante el Lugo me recordó a la del partido del Cartagena jugado en Gijón la temporada pasada, quedan cosas por mejorar y ajustar por supuesto que el equipo coja regularidad, que la defensa mejore, pero creo que este el camino para hacernos fuertes y no sufrir lo sufrimos la temporada pasada.

 

Este es el camino
Comentarios