La mujer actual en el fútbol y grandes aficionadas del Efesé

Como los tiempos van cambiando, y antiguamente era un tabú ver a las mujeres en el fútbol, deporte antes machista 100 %, en la actualidad y desde hace unos años, cada vez son más las mujeres que vemos en un campo de fútbol, y fijándonos desde hace unos 20-25 años atrás, cada vez va incrementándose el número de éstas en los estadios, llegando incluso a dirigir consejos de administración, presidencias, fisios, árbitros, futbolistas, etc. Y también, cómo no, todo hay que decirlo,  los clubes van aumentando el número de abonadas.

En el fútbol de Cartagena también se ha producido gratamente el aumento del número de abonadas y simpatizantes del Efesé. Es por esto, que cada vez se ven en los encuentros del Cartagonova, más mujeres. Vamos a hacer un repaso de algunas de las abonadas y seguidoras del F.C. cartagena, que también lo merecen. Pido perdón a las que omita.

Amalia Navarro, esposa del gran abogado Natalio Uribe, por sus venas corre la sangre albinegra, y cada quince días se pone su zamarra blanquinegra para animar a su/nuestro equipo.

Juani Maria Dolores, auxiliar de farmacia, gran seguidora del Efesé desde hace muchos años y que forma parte de la Peña Albinegra frente aladroque y que está situada en el lateral alto del Estadio.

Maria Jesús Esparza y Trini Ros, fieles a su cita cada quince días en el Estadio, grandes aficionadas y sufridoras, el fútbol cartagenero ya les debe la alegría de un ascenso.

Carmen Martinez Bernal, tristemente desaparecida, y su hija María Dolores González, abonadas desde hace mucho tiempo de tribuna alta, plena demostración de lo que es ser fiel a un equipo de fútbol y amar profundamente las raíces de su tierra.

Cari Montesinos, abonada de lateral bajo, puro optimismo y ferviente seguidora del Efesé, no se pierde un partido, siempre bien acompañada por su marido José Luis.

Gloria, esposa de Isi, de la cantina Cartagonova, sufridora y seguidora del Efesé en todas sus venturas y desventuras por esos campos de la Segunda B, raro es no verla en alguno de los muchos desplazamientos del equipo.

María Dolores Nos, y Teresa y Silvia Arroyo, fervientes seguidoras de Lateral Bajo, no se pierden un partido de su Cartagena, haga frío o calor.

Las hermanas Antonia, Lamberta y Amalia López Tévar, acompañadas siempre de su padre Julián, raro es no verlas siempre con sus chandals del efesé y siguiendo al equipo por toda España, se merecen un monumento por su amor y cariño hacia el equipo de su tierra.

Agustina Sánchez Oliver y sus hijas Ana María Agustina Ruiz, abonadas del Efesé desde hace muchísimos años, se hace raro no verlas en tribuna alta del estadio, muchas veces por motivos laborales o de estudios, también pregonan su amor al Efesé en su establecimiento de restauración cafetería Oliver  en Jiménez de la Espada, cuyo local está completamente como si de un mural se tratase de fotos del Efesé de todos los tiempos.

Seguro que me he dejado muchísimas porque la lista sería interminable y lo mejor de todo es que estas mujeres y muchísimas más inculcan ese cariño y ese amor por un equipo de fútbol, por su equipo, el Cartagena, a sus hijos y nietos, haciendo que las generaciones venideras vayan amando las costumbres de la tierra que las vió nacer.

Un abrazo y un aplauso para ellas.