miércoles. 07.12.2022

Desmontando “EL CHIRINGUITO”

Quizá sea una osadía, escribir desde esta modesta columna un artículo sobre el archipoderoso programa deportivo de TV “El Chiringuito.” Y mucho más si en él, pretendo reflejar el “bochorno“ que he sentido en muchísimas ocasiones, ante el ataque “despiadado” y cruel que ha sufrido desde ese programa, una persona que por su honestidad, profesionalidad y grandeza no ha merecido en absoluto, esa persona es IKER CASILLAS. Es cierto que este programa es noctámbulo, y que el que no lo quiera ver solo tiene que cambiar de canal, pero servidor al estar jubilado parcial me he ganado el derecho a no madrugar, y como además me gusta el fútbol, pues lo veo, a pesar de que algunas veces sienta náuseas, ante la machaconería con la que tratan de desprestigiar a este hombre. Tres años, ¡si señores! aunque parezca increíble. Tres años ha sido (y sigue siendo) el tema principal de El Chiringuito, el ataque a Casillas, 500 programas de televisión, que se dice pronto.

Voy a tratar de hilvanar el ¿por qué esa inquina? y como empieza. Resulta que un tal Mourinho (personaje siniestro en la historia del Real Madrid, al que solo contribuyó a quitarle lustre de su escudo) se convierte en el ídolo del Sr. Pedrerol, director del programa, y Casillas se “atrevió” como capitán de la Selección Española (con el fin de salvar la armonía que reinaba en ella) hablar por teléfono con Xavi Hernández, para tratar de rebajar la tirantez que, merced a la presión ambiental que había creado el tal Mourinho, rodeaba a los jugadores del equipo Nacional. Aquello exasperó al Sr. Pedrerol, y además encontró un filón para mantener un programa de dos horas y media. De esta forma, y de común acuerdo con algunos de sus pelotilleros tertulianos (ahora los iré nombrando) empezó la “tortura” siniestra hacia un hombre que llevaba toda su vida en el Real Madrid, que había ganado todos los títulos imaginables, tanto con su equipo como con la selección, y que era el icono de toda la afición Española.

Muchas noches viendo el programa, cuando empezaba la “lapidación,” me venía a la cabeza la sección de una revista de humor que se llamaba “La Codorniz” y de la que era Director el periodista D. Álvaro de la Iglesia. Esa sección se llamaba “La Oficina Siniestra” y en ella, se veía al jefe de la oficina en el centro, y a los lados en sus mesas, el pelota 1º, pelota 2º, pelota 3º, pelota 4º…hasta el séptimo, y al final de todos uno solo y apartado, atado con una bola y una cadena a la pata de la mesa, y se leía ¡este no es pelota! la sección era fantástica, y representaba el “servilismo” y el “peloteo.” Naturalmente yo extrapolaba la escena de la oficina al programa que estaba  viendo,  les ponía cara y me imaginaba al Sr. Pedrerol como jefe de la oficina, y a su lado como pelota uno al “loco” Gatti, que si nace mas pelota resulta una albóndiga, aunque peligra su puesto, pues ha llegado un tal Juanma Rodríguez que rápidamente le adelantará. El pelota numero dos sin discusión para Oscar Pereiro. El pelota tres está repartido entre  D’ Alessandro y Buyo, a los cuales como resulta que la televisión es muy “chivata” se les ve como miran de soslayo al director cuando critican a Casillas, buscando su gesto de aprobación. El pelota número cuatro, también está repartido entre José Luis Sánchez, Quin Domenech y Carma.  Luego para el pelota cinco, hay un grupo luchando a brazo partido para abrirse hueco, que son Nacho, Edu y Juanfe. Y hay un tal Calabrés, del que el propio director del programa siente vergüenza ajena, (será por eso que no le llama)  del asqueroso peloteo que emplea  para criticar a Casillas. Si me dejo algún pelota sin nombrar le ruego me disculpe.

Es cierto que, dentro de ese programa hay tertulianos como Álvaro, Roncero, Damián, Cristina, Morales, Almansa, Iñaqui, García Caridad, Hermel, Soria, Petón etc. Que hacen una tertulia amena, sin tener que acudir al servilismo. Personalmente creo que cada uno interpreta el papel que su propia personalidad le dicta.  

Por supuesto que tiene su mérito, hacer un programa de más de dos horas durante cinco días semanales, y llevar tantos años. Pero no es menos cierto que, con imaginación (y creo que esos señores la tienen) se puede enganchar a los aficionados al fútbol, sin tener por ello que hacer el daño inmenso que le han hecho a Casillas. He dicho daño inmenso, y lo es, porque con sus manipuladas y continuadas palabras, han obligado a este hombre a irse casi por la puerta falsa de su club de toda la vida.

No cabe duda que Casillas ha bajado en su rendimiento, y ha tenido tardes desafortunadas, pero…que persona es capaz de aguantar la presión de que, un día y otro durante tres años, te estén “despellejando.” Porque Pedrerol y sus “pelotilleros” sabían el daño que estaban haciendo, y eran conscientes de que su persistencia acabaría calando en los aficionados. Por si todo esto era poco, y para hacerle todavía más daño, apareció otro “pelota“ dentro del propio Club ¡Arbeloa!, el cual, para tener protagonismo, dada su suplencia constante, no encontró otro medio que, separarse de sus compañeros y mostrar públicamente su vasallaje al ínclito entrenador.

Que se preparen Cristiano y Ramos, (pues ellos también osaron enfrentarse al “terrible” Mourinho) en cuanto bajen un poco el rendimiento deportivo ahí estarán Pedrerol y sus mariachis, para clamar venganza por haber mostrado su adhesión hacia su compañero y capitán del Real Madrid Iker Casillas.

Es posible (casi seguro) que, este articulo no lo leerá Casillas, pero aun así, que sepa que, todavía quedamos aficionados en España que le agradecemos su grandísima contribución a estos maravillosos años deportivos de nuestra Selección Española.

Como siempre muchísimas gracias a mis lectores.

P.D. Hace ya muuuchas Farolas del Lago, El Director de este diario digital, Manuel Ángel Balaguer, me invitó a colaborar con ellos, escribiendo algún artículo. Con mucho miedo y respeto, me atreví a escribir el primero de ellos. Hoy con el mismo miedo y respeto, le quiero dedicar esta nueva Farola a Manuel Ángel, deseándole a él, y a todo el equipo de sport Cartagena, sigan teniendo el mismo éxito que hasta ahora.

Desmontando “EL CHIRINGUITO”
Comentarios