La Farola del Lago: !!La soberbia!!

Dice el Diccionario. Soberbia. Sentimiento de superioridad frente a los demás que provoca un trato distante o despreciativo hacia ellos. Y frente a eso, dice José de San Martín, “La soberbia es una discapacidad que suele afectar a pobres infelices mortales, que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder”. También dice que el principal rasgo asociado a la soberbia es el “narcisismo” y a continuación aclara que, el “narcisismo” es una propensión a los sentimientos de grandiosidad a la hora de evaluarse uno a sí mismo. Por supuesto que, lo contrario de soberbia es humildad.

Sé que estaréis pensando al empezar a leer, “joder” como viene hoy “el Loren éste” de filosofo. Pero veréis, me gusta sentarme cuando todo está en silencio, (por supuesto muy tarde) entornar los ojos y pensar, y me vienen a la cabeza cosas y casos que me han ocurrido a lo largo de mi vida, muchas de ellas con una relación directa con estos caso de soberbia que pretendo enumerar. Claro que, el atreverme a opinar sobre este asunto, también se puede catalogar como un acto de soberbia porque… ¿Quién soy yo, para opinar sobre nadie?, además de que, las opiniones de uno mismo siempre son subjetivas (esto es muy importante), todas las personas (por muy humildes que sean) tenemos un punto de soberbia, lo que ocurre es que algunos lo tienen más “exacerbado” que otros, y en algunos casos llega al “engreimiento”.

Estos días con motivo de “igualar” Sergio Ramos las internacionalidades con la Selección Española de Iker Casillas, (167 veces que, se mire por donde se mire es un “hito” histórico dentro del fútbol), se ha hablado mucho y alabado a Sergio Ramos, y…naturalmente que me parece muy bien, pero no es menos cierto que, este “hito” hace ya tres años que lo consiguió el futbolista más laureado del futbol Español que es el propio Iker Casillas, y casi ha pasado de puntillas, Veréis como poco a poco, voy aclarando porqué he puesto el titulo de esta “Farola del Lago” ¡¡Soberbia!!.

Hace un tiempo, escribí un artículo en mi columna de “La Farola del Lago” llamado ¡Desmontando EL CHIRINGUITO!, era un artículo en el que quise poner de manifiesto la “tortura” periodística, a la que se estaba sometiendo a un hombre prudente, y en posesión de un historial deportivo “inmaculado”. Servidor veía “horrorizado como noche tras noche, durante tres años, y más de 500 programas, se le “lapidaba” en pro de mantener una audiencia y de contentar (entre otros) a un entrenador celoso de la fama del capitán de su equipo. Por supuesto que el capitán era Iker Casillas, y el entrenador… es una obviedad nombrarlo. Confieso que mantener un programa deportivo de más de dos horas de duración durante tantos años tiene un merito inmenso, también resalto el “carisma” del presentador, que hace posible esa audiencia, y creo que ese es el punto de inflexión (difícil punto), que te haga diferenciar la soberbia y el egocentrismo, de la natural satisfacción que debe sentir una persona, cuando consigue que su trabajo sea valorado. Ha pasado bastante tiempo, (tres años y medio exactamente) desde “aquello”, y yo he seguido la trayectoria de nuestro emblemático capitán de la Selección Española, he seguido viendo y leyendo sus extraordinarias campañas con el Oporto, (incluidas copas de Europa) también he seguido atentamente la evolución del “susto” que nos dio con su repentino ingreso en el hospital, a causa (parece ser de un infarto), y también veo con agrado que su entusiasmo y amor por un deporte que tanto le ha dado le haga concebir esperanzas de seguir en activo.

 

Pedrerol twitter

 

Twitter iker casillas

Todo esto que escribo (a través del tiempo) ha tenido una pequeña compensación moral y es que una persona como Iker Casillas, (del que siempre me he mostrado profundo admirador, por lo mucho que le ha dado al fútbol español) al que siguen en twitter millones de personas, y siendo él seguidor de unos pocos, tenga entre ellos a este modesto “articulista” e incluso, manteniendo mensajes directos, sencillos y afectuosos. Hace un tiempo que entro en redes sociales, (solamente en twitter) y entiendo que, haciéndolo con respeto, pues es una forma de mantener un contacto (sobre todo con aficionados al futbol de nuestro F.C. Cartagena España) incluso observo que, personas con poca relación social, pues encuentran en estas redes una forma simpática y agradable de conectar y escribir sus emociones, sin dañar a nadie, y sin más pretensión que la expuesta, Hace poco, hice un recorrido (no frecuente) por los twitteros, y observo con enorme sorpresa que, Josep Pedrerol (el famoso periodista) me tiene bloqueado. No me lo podía creer, pero…si yo no he cruzado ni una sola palabra con este señor, si yo lo único que hice fue escribir un artículo pidiendo que se parara la “lapidación” diaria que noche tras noche se le hacía a Iker, y miren ustedes, esa es la prueba de la salida a escena de la “soberbia”, solamente por haberme “atrevido” a escribir un artículo de opinión sin faltarle el respeto, ha sido suficiente para que este señor, o las personas que quizá le revisen los tweets, ha sido suficiente para que digan “este

tío… al limbo”.

Ya veis queridos míos, qué poco hace falta para sacar el “yo” dominante, el “yo” orgulloso, y el “yo” adorado por mucha gente. Creo que, se pueden sacar dos conclusiones de todo lo que estoy escribiendo. la primera es que, un simple articulo es capaz de hacer ver las dos caras de las personas, en un caso el agrado de verse “reconocido” en su caminar por su profesión. La segunda es que, hay personas que en cuanto (por la razón que sea) no le bailas el agua, sin más motivo que el de una simple opinión contradictoria, y sin haber cruzado jamás una sola palabra, es capaz de buscarte y hacerte desaparecer. Yo creo que, es ahora cuando viene al pelo la frase de José de San Martín, “La soberbia es una discapacidad que suele afectar a pobres infelices mortales, que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder” y nada más queridos amigos, hasta una nueva “Farola del Lago”