La Farola del Lago: José Carlos Trasante, 'El 'coloso' uruguayo'

Veréis amigos, ocurrió en 1982, por esas fechas, servidor tenía alquilada una casa de campo en Balsicas. La  casa estaba en pleno campo, donde los pocos campesinos que habían le llamaban al tabique “tebique”, y al temprano “trempano”, En esa casa no teníamos comodidades  (el primer año ni luz eléctrica) carecíamos de todo, excepto de una cosa: “ilusión”. La casa era de “Los Floras”, esa casa (casualidades de la vida) era de un bisabuelo de mi actual y querido vecino Pedro Ros Ros, apellidos mas balsiqueros imposible. En 1975 alquilamos la casa de al lado, que era de Manolo “del Pino”,  Alcalde de Torre-Pachaco. Pasamos mis cinco [email protected], mi esposa y yo diez años fantásticos.  En ella, pasábamos los fines de semana y todo el verano, no teníamos piscina, pero…entre todos los vecinos que habíamos alquilado casa los Ortiz, los Quintos, los Morata, los González, los Pujol…le pedíamos permiso a los dueños de las balsas de riego, y entre todos las limpiábamos para bañarnos (aunque…alguna culebra de agua y algún sapo aparecía de vez en cuando). Por las noches, nos dábamos una “jartá” a julepe y a “parchesis” que nos poníamos tibios, comprábamos el avituallamiento  en la tienda de Angelita frente a la gasolinera y cada día era una fiesta. Y… ¿a qué viene esto? os estaréis preguntando. Ya veréis como todo tiene su relación.

Un día de agosto de 1982, José Luis (el malogrado hijo del señor Manuel Ortiz) fantástico chaval, al que todos queríamos mucho (era visitador médico) me dice… "Loren, vamos a Torre-Pacheco que juega el Cartagena y presenta a Trasante  el nuevo defensa central que es uruguayo". Naturalmente que dije que si (a pocas cosas, tratándose de fútbol digo yo que no) nos montamos en el coche, y nos plantamos en el Polideportivo. No lo puedo olvidar, la cara de asombro de mi amigo José Luis, cuando vio a José Carlos Trasante, Exclamó: Loren…¡Que tío parece un ¡COLOSO! y era verdad, la planta de Trasante era soberbia todo en el desprendía fuerza, tenía una mata de pelo enorme y parecía un gigante,  daba la impresión que de un “soplío” tiraba al delantero. Ese día Trasante ya se ganó a los aficionados cartageneros que se habían desplazado para ver el entrenamiento del Cartagena F.C. España. Formaba parte Trasante de aquella brillante plantilla de Cartagena que se mantuvo seis temporadas en Según división A. y que cuando él llegó al equipo, creo recordar (casi siempre escribo de memorieta, ya sabéís que no hago biografías) estaban en la plantilla entre otros  Arango, Ramos (aquel gran defensa internacional del Barsa) Biri, El 'tigre' Gilé, Cantarutti, Sahuquillo, Letanú, Sagarduy, Paco López, Sebastián, Morote, Emilio, Pani, Arteaga, José Luis (el gran José Luis), Huertas… un equipazo. Pues bien rápidamente Trasante se hizo con el puesto de titular en el equipo y pese a su aspecto imponente José Carlos era la amabilidad personificada, en una palabra cayó de pie.

TRASANTE foto

José Carlos Trasante

Fueron seis temporadas seguidas en segunda división “A” fantásticas, Trasante en todas ellas, fue titular indiscutible, los aficionados sentían por él un respeto y un cariño imponente. Todo iba sobre “rosas”, el equipo funcionaba muy bien, incluso hubo un año con Aranguren de entrenador, (y con una gran plantilla) que rozamos los puestos punteros. Siempre con las carencias económicas propias de nuestro equipo, pero… a pesar de ello, y fruto de mucho trabajo en despachos, el Cartagena y por supuesto José Carlos Trasante “EL COLOSO” capitaneando el equipo, íbamos a tener la suerte de abandonar el vetusto y querido Estadio del Almarjal, para inaugurar en la Rambla de Benipila un precioso y modernísimo Estadio de futbol, al que se le impondrá el nombre de “CARTAGONOVA”.

Siempre he admirado a Trasante, primero como futbolista y también como persona. Todos sabéis (y si no, lo digo yo) de mi cariño por todas las cosas de nuestra querida Cartagena España. Hay unas declaraciones de José Carlos a mi admirado Francis J. Moya, en las que dice que, el Jerez le doblaba la ficha de lo que le ofrecía el Cartagena, pero… cuando llegó a nuestra ciudad y vio nuestra preciosa Alameda y nuestro Puerto, se enamoró de ella, y se dijo a sí mismo… de aquí no me muevo en la vida. Efectivamente Trasante ha sido fiel a su pensamiento inicial, y tanto el como su esposa e hijos se consideran y sienten como nosotros mismos. Trasante fue internacional juvenil uruguayo, y jugó en el Racing Club de Montevideo, cuando en 1974 decide trasladarse a España lo hace ya con un bagaje importante como futbolista. Aquí en nuestro país jugó en varios equipos (Rayo Vallecano, Algeciras, Jerez, Almansa…) hasta que en 1982 tuvo la suerte (para él y para nosotros)  de recalar en nuestra ciudad. Han pasado muchos años, desde su retirada como futbolista, pero el ¡jamás! ha estado separado de lo que es su vida ¡el fútbol! siempre ha estado entrenando, ni un solo año ha dejado de hacerlo. Él piensa que quizá le ha faltado proyección, para haber llegado más alto, yo creo que es mucho más importante el que no le haya faltado nunca trabajo que haber llegado más arriba. Hoy, entrena a mi querido equipo la Deportiva Minera del Llano del Beal (Cartagena España) en ese equipo jugué tres temporadas y fui su capitán, por ello le deseo lo mejor.

Tan a gusto estaba Trasante y su familia (incluida su madre) en nuestra ciudad, que recomendó a su hermanico Mario (otro pedazo de futbolista uruguayo) que se uniera en Cartagena al resto de la familia. Mario jugó en varios equipos de nuestra región, y finalmente se estableció en nuestra ciudad, hoy la salud le está fallando un “poquico”,  pero como es otro pedazo de tío lo superará.

En fin queridos amigos, ya veis, otro artículo digamos de los míos, en los que quiero ir enseñando a nuestros jóvenes pequeñas historias de nuestro fútbol, y de otras cosas. Os deseo a todos un feliz 2.019, a todos los equipos de nuestro municipio “lo mejor”, y a nuestro querido F.C. Cartagena el anhelo soñado por todos los aficionados, el difícil pero no imposible ascenso a segunda A.

P.D Deseo dedicarle este articulo al gran futbolista José Carlos Trasante “EL COLOSO”, a su esposa Teresa, a sus [email protected] Ana Laura y Carlos Javier,  a su hermano Mario, y también a su madre María Aida. Un abrazo para todos.