LA FAROLA DEL LAGO | ¡¡Carrasquilla¡¡

¡Qué osado eres Loren!, dirán algunos, atreverte a escribir una” Farola del Lago”, de un “chaval” del que “casi” es pecado hablar, pero…¡lo voy a hacer!, y lo hago, porque me sale del…alma,  porque lo creo de justicia, porque no es terquedad, y… porque quiero seguir teniendo sentido de la “equidad”, y además, porque (como decía mi admirado D. José Saramago, al que me comparo solo por la años, no por sabiduría), a mi edad, puedo decir lo que pienso, sin pensar lo que digo, ¡eso sí!, con educación, y respetando la opinión de los demás.

Recuerdo el día del debut de Carrasquilla con nuestro F.C. Cartagena España, fue el día 15 de Septiembre de 2019, estaba viendo el encuentro de nuestro equipo por TV, en casa de mi amigo Alberto Truque, jugábamos contra el Atlético Sanluqueño, creo que fue en el segundo tiempo cuando Gustavo Munúa ordenó saltar al campo a Carrasquilla, fue maravilloso, el encuentro dio un cambio asombroso, pasó del tedio al vértigo, cada vez que tocaba Coco el balón se iba para adelante, con la vista alzada, jugando en vertical, era algo que hacía muchos años que no veíamos, Alberto y servidor, nos mirábamos y decíamos, pero…¿Quién es este chaval?, ¿de dónde ha salido?, era un chorro de aire fresco, que rompía la monotonía del juego, y lo hacía alegre y vibrante.

Desde ese momento, Coco, se ganó el cariño y el respeto de los aficionados, y sobre todo la confianza de su entrenador. El equipo, iba como un tiro, líder con cinco puntos de diferencia sobre el segundo clasificado.  Coco se convirtió en “la figura” del equipo, (pese a la modestia del chaval) era un placer verle jugar, era la atracción para la afición, ansiosa por ver algo diferente, jugaba con alegría, con dominio de la verticalidad, y con la seguridad que da la confianza que en él puso el míster. Tan es así, que…nuestro presidente Paco Belmonte, sabiendo que tenía una “joya” en su equipo decidió comprarla, lo hizo por una cantidad muy respetable, y por cinco años, pensó (con gran lógica) que una vez pulida esa “joya”, la podría vender en la “alta sociedad”.

Y la joya (Coco) acostumbrada a los mimos de su anterior joyero, tuvo que adaptarse a los caprichos del nuevo, que un día lo ponía abajo otro día lo ponía arriba, y la pobre joya iba perdiendo brillo, ante la ineficacia y el dogmatismo del nuevo “joyero”, empeñado en hacer de la “joya” una “baratija” vulgar y corriente

Pero…resulta que al pulidor (Munúa) le entró la “morriña” de su tierra, y decidió marcharse. Naturalmente, el presidente tuvo que traer otro “orfebre”,  y efectivamente lo trajo. El nuevo “orfebre”, llegó con la informática debajo del brazo, (reinventando el fútbol) con un vocabulario propio, p.ej. a los defensas laterales, les llama “pares verticales”. Y la joya (Coco) acostumbrada a los mimos de su anterior joyero, tuvo que adaptarse a los caprichos del nuevo, que un día lo ponía abajo otro día lo ponía arriba, y la pobre joya iba perdiendo brillo, ante la ineficacia y el dogmatismo del nuevo “joyero”, empeñado en hacer de la “joya” una “baratija” vulgar y corriente.

El nuevo “joyero”, (pese a todo) vino con una flor en “el culo”, y el equipo ascendió, (por los pelos, pero ascendió). La “joya” iba apagando su brillo, porque el  “orfebre” no acababa de pulirla, no sabía sacarle su esplendor, hasta que terminó por guardarla en un cajón, olvidándose de ella. Pero…he aquí que, la flor del joyero empezó a echar peste, y… ¡se marchitó!, y claro, una vez machita, (cinco partidos seguidos perdiendo) había que traer un nuevo orfebre, que además de orfebre, fuera capitán de barco, para poder enderezar la nave que hacia aguas por todos lados. Y se trajo el nuevo orfebre…, capitán de barco, o como la metáfora que estoy empleando para nombrar al entrenador de turno me permita. Seguiré con “orfebre”, me parece bonito y elegante, nombrar a un entrenador de futbol con ese nombre, que no es nada peyorativo, todo lo contrario, puesto que un orfebre es un artista de la joyería, y como a mí me encanta el futbol, y a los buenos futbolistas los considero joyas, pues el que cuida las joyas es el orfebre. o sea el Míster.

En el “mercado” de invierno, nuestros directivos (Paco Belmonte y Manolo Sánchez Breis) hicieron un esfuerzo fantástico, fichando nueve jugadores de calidad contrastada, y a un nuevo “orfebre” (mister), y aparte de todo ese esfuerzo, desecharon ofertas de equipos de primera división (El Getafe llegó a ofertar un millón y medio de Euros) por nuestra “joya” Carrasquilla, en la seguridad de que nuestro equipo necesitaba de la colaboración de Coco.

El nuevo “orfebre”, llegó, vio y pensó…, la ”joya” (Coco) va a seguir en el cajón por un montón de tiempo, y efectivamente, la tuvo encerrada durante doce encuentros, sin darle siquiera unos minutos, sacando en los minutos finales a Teddy, Santisteban, Kleandro….

El nuevo “orfebre”, llegó, vio y pensó…, la ”joya” (Coco) va a seguir en el cajón por un montón de tiempo, y efectivamente, la tuvo encerrada durante doce encuentros, sin darle siquiera unos minutos, sacando en los minutos finales a Teddy, Santisteban, Kleandro….(con todos mis respetos) minando la moral de un joven y gran futbolista, que llegó pleno de ilusiones, con su afición volcada con él, y que por mor de decisiones “dogmaticas”, habían conseguido que, su propia afición dudara de su valía, y no le perdonara el más mínimo fallo que tuviera.

400x550_26172744fotos-web-20-21-carrasquilla

Adalberto 'el Coco' Carrasquilla

A tal punto llegó el asunto que, servidor admirador confeso del juego de Coco, decidí no hablar una sola palabra sobre este chico en mis tertulias, al darme cuenta de que, cuando más le nombráramos más tiempo estaría en el ostracismo.

En una entrevista (post partido), tras uno de los doce encuentros, en los que Coco no salió al césped ni un minuto, un conocido periodista de nuestra Cartagena España, le preguntó al “míster”, ¿qué pasa con Carrasquilla?, el “míster”, le miró moviendo la cabeza para los lados, en claro gesto de desaprobación por la pregunta, y contestó…Carrasquilla, entrena como una bestia, es un jugador mas, y jugará cuando yo lo crea conveniente.

Efectivamente, lo creyó conveniente cuando ya estaba “to el pescao vendío”, cuando ya daba igual ganar que perder (¡afortunadamente!), demostrando a la “joya”, a la prensa, y a los pocos aficionados que seguíamos creyendo que Coco es un jugadorazo, que el equipo se había salvado sin su colaboración

Efectivamente, lo creyó conveniente cuando ya estaba “to el pescao vendío”, cuando ya daba igual ganar que perder (¡afortunadamente!), demostrando a la “joya”, a la prensa, y a los pocos aficionados que seguíamos creyendo que Coco es un jugadorazo, que el equipo se había salvado sin su colaboración. Ya me diréis, con esta perspectiva como jugó el chaval los dos últimos encuentros, sin saber si darle “palante”, “patrás” o “pal lao” (como hacen los jugadores que no quieren complicarse la vida), y para colmo con una tarjeta a los cinco minutos, y llevando en su cabeza que estaba jugando porque los puntos daban igual.

De todas maneras hay una cosa importantísima, el equipo seguirá en la liga de fútbol profesional que es lo que todos ansiábamos, no olvido que, para nosotros, eso es lo verdaderamente fundamental, gracias al esfuerzo económico realizado en Enero por nuestra directiva, (vuelvo a repetirlo) lo contrario, hubiera sido un fracaso estrepitoso.

Hoy, estando escribiendo este articulo, he leído que, Carrasquilla jugando con su selección para la clasificación del Mundial, ha sido declarado el mejor futbolista del encuentro, y…me he alegrado. Está claro que, el futuro de Coco no está en Cartagena, aquí está sentenciado, y si tocara cien veces el balón, y la perdiera una, los “sabios” dirían que no sabe defender, esa es la semilla que se ha sembrado, y esa es la cosecha que se recoge.

Tengo la seguridad de que Coco jugará en primera división, y triunfará en España, porque… mi instinto me lo dice, y ese instinto es fruto de una cultura media, de setenta años viendo futbol y practicándolo, es cierto que no he estudiado táctica y estrategia, pero…

Tengo la seguridad de que Coco jugará en primera división, y triunfará en España, porque… mi instinto me lo dice, y ese instinto es fruto de una cultura media, de setenta años viendo futbol y practicándolo, es cierto que no he estudiado táctica y estrategia, pero… hay una cosa que no se estudia en ese deporte, ¡se nace con él!, y eso, es… amor por el fútbol, desprovisto de materialismo..

Hay otra cosa fundamental, en el fútbol profesional todo cambia en un santiamén, pensemos que, el anterior entrenador salió a hombros de “La Rosaleda” y a los cinco meses estaba en la calle. Mucho ánimo Coco, sigue demostrando (donde puedas y te dejen) tu futbol valiente, vertical, con la cabeza arriba y demostrándole a la afición y al que sea necesario que, el fútbol es algo más que correr. Enhorabuena al F.C. Cartagena, y a toda Cartagena. Estamos en Segunda A.