viernes. 21.06.2024

LA FAROLA DEL LAGO | ¡LO QUE EL VIENTO “NO” SE LLEVÓ!

¡Qué película aquella tan bonita!, ¿Quién no recuerda a Vivien Leigh?, (en su papel como Scarlett O’Hara), Clark Gable, Olivia de Havilland…en aquella espectacular película que, refleja en su argumento el poderío, la esclavitud, la guerra, las pasiones…y tantas virtudes y aberraciones, que los contrastes humanos pueden ofrecer. Quizá …no tenga nada que ver lo que yo escriba hoy en mi FAROLA DEL LAGO, con el argumento de esta película, ya os adelanto yo que… es una osadía ni siquiera pensarlo, pero…el titulo del articulo me ha surgido con los ojos entornados, pensando en escenas recientes de mi vida cotidiana y…lo aprovecho, para… amparándome en algo tan ”idílico” como ha sido la “salvación” de nuestro querido F.C. Cartagena pensar reposadamente en tantas cosas que, ni el viento ni nadie ha podido llevarse,  que es nada menos que mi…ILUSIÓN. De ella vivo, ella me alimenta, y…ella me hace soñar con los ojos despiertos.

Y…aquí estoy queridos amigos, al pie del ordenador, pensando en ofreceros un pequeño resumen de lo que ha sido esta temporada 2023-24, en lo futbolístico y… en otras cosas, que han ocurrido en mi vida, que han sido importantísimas, para ayudarme a seguir entre vosotros, ofreciéndome la alegría que me produce estar con mi familia, pasear por nuestra querida Cartagena de España, entrar al estadio cartagonova siempre saludando a mis queridos amigos, cada día que amanece y me veo con vigor y… con la cabeza despejada doy gracias a la providencia por este privilegio, y…desecho todos los pesimismos, por muy escabrosos que sean. Siempre pienso que puedo con todos, y… lucho y lucharé contra ellos.

Por eso, porque soy inmune al desaliento, es por lo que me ha surgido la idea de este artículo, porque veo  en las tertulias, en mis conversaciones con amigos por la calle, en la prensa, y…en casi todos los gestos un poco de desaliento con nuestro querido F.C. Cartagena de España, no ha bastado con una “salvación” milagrosa, no ha bastado con los 10.000 espectadores del último encuentro ante el Huesca, (signo evidente de una afición que resurge, y que está preparada y dispuesta a recibir y compartir alegrías). No ha bastado con todo eso. Por este motivo, servidor, con una sinceridad (posiblemente equivocada) os daré mi opinión de lo que mi veteranía me hace sospechar que ocurre, y que… en el “fuero interno” de todos los aficionados se esconde, y no deja paso a una franca alegría.

Debo ser muy cuidadoso, para dar una opinión que no pretende (ni mucho menos) ser dogmatica, eso…¡jamás! es una opinión personal, que…en mi afán de ayudar a mi equipo emito sin malicia, anteponiendo los sentimientos de las personas a las críticas que pueden ser infundadas, pero que…las apariencias, y el run run callejero termina por calar en los aficionados, desvirtuando un trabajo, y unos “desvelos” que quedan opacados por una falta evidente de “empatía”.  Precisamente, esta es la intención primera de este artículo, recuperar una empatía perdida. He mirado en el diccionario la verdadera definición de esa palabra ¡empatía!, dice textualmente, capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos, y creo de todo corazón que… eso, es lo que se ha perdido en nuestro equipo en nuestro querido F.C. Cartagena de España, la capacidad de compartir sentimientos. Eso, es lo que hay que recuperar a toda costa.

Quiero poner en estas cortas letras toda mi “capacidad de síntesis”, para intentar con ellas limar todas las asperezas que…voluntaria o involuntariamente, se han ido creando entre los dirigentes de nuestro club, y un grupo de grandes aficionados, cuya influencia en el devenir del deporte rey de nuestra ciudad es de una evidencia absoluta. No he tenido más remedio que acudir a la hemeroteca, para “refrescar” opiniones y aconteceres que… han ido contribuyendo poco a poco a enrarecer un ambiente (feliz en lo deportivo), pero… que por mor de orgullos, y egocentrismos infundados, se ha ido enturbiando hasta convertirse en protagonista, olvidando que, el único protagonista es nuestro equipo del alma ¡EL F.C. CARTAGENA DE ESPAÑA!, y...es por nuestro equipo, por lo que trataré de recuperar las miradas “francas” entre directivos y aficionados de prestigio, y…de menos prestigio, ¡aficionados! que acuden a nuestro cartagonova para vibrar con su equipo.

Buscando…¡rebuscando! artículos… opiniones y entrevistas de la temporada 2015-16 que es cuando comienza ¡de verdad! la aventura. En mi afán de ayudar a nuestro equipo, con la única aportación que tengo a mi alcance, (aparte… claro está, sacando mi carnet de socio) que es mi ordenador, mi memoria, y mi sana intención de que todo sea como fue, no hay nada que pueda impedirlo, al contrario, lo tenemos todo a favor, lo único que lo impide son los…”EGOS”, los malditos egos, que nos vuelven “petulantes”. “vanidosos” y…”arrogantes”. Como lo guardo “casi” todo, recuerdo un artículo de ¡La Combina!, firmado por mi querido amigo Juan Pedro Hurtado en 2015 la cabecera del articulo se titulaba…Y entonces llegaron…”los hombres de Paco”. En ese artículo, Juan Pedro alababa la gestión de Paco Belmonte, ensalzando que nuestro querido equipo había salido del concurso de acreedores, También se cumplía el sueño de Isidoro García de darle forma a la estructura del futbol base de nuestro equipo. En fin, todo eran halagos. Paco Belmonte y Manolo S. Breis eran en aquellos momentos personas asequibles plenos de agrado, intentando ganarse a la afición (cosa muy difícil, sobre todo debido a la cercanía del puerto de la cadena) y… ¡lo consiguieron!, la afición se volcó con ellos, aferrándose a estas personas como un naufrago a una tabla. Había empatía, todo era de color de rosa, aparecían en todos los actos sociales (incluidas las procesiones) el Ayuntamiento también se volcó con el equipo, y con sus directivos, todo eran buenas caras exentas de egocentrismos.

Se consiguió lo soñado, ¡ascender al futbol profesional!, aumentar enormemente el número de socios, remozar en todos los aspectos el estadio MUNICIPAL CARTAGONOVA, lograr el acercamiento (sin reticencias) de la Corporación Municipal. Llevamos nueve años unidos, el equipo está en una envidiable situación (no entro para nada en la parte “crematística”) solo entro en la parte afectiva, e intento aportar mi observación aséptica. ¿Por qué ese distanciamiento manifiesto?.  Voy a mediar razonando de forma neutral. Primero, me dirijo a nuestros directivos, encabezados por Paco Belmonte y Manolo S. Breis. Han pasado nueve años, se, que os habéis dejado una parte importante de vuestra vida, y de vuestros conocimientos en nuestra ciudad y en nuestro equipo, pero…también se que, Cartagena de España os lo ha devuelto con creces, depositando su confianza en vosotros, y también se que, durante ese tiempo vuestra estabilidad laboral ha sido garantizada (y esto, en estos tiempos es maravilloso). Los Cartageneros de España, somos agradecidos con quien se lo merece. Bajo mi punto de vista, los rectores de nuestro club han merecido mi total confianza, pero… no debéis olvidar que, el agradecimiento debe ser mutuo, que…mirar de frente y con mirada limpia, es mil veces mejor que mirar con desdén y con prepotencia.

Hay una cosa muy importante que quiero dejar clara, yo, a las personas las admiro por sus palabras y por su nobleza. En esa misma revista, hay unas declaraciones de Isidoro García ( a quien apenas he tratado) que le ennoblecen ante mi persona. Dice Isidoro…mi único sueño es que haya una estructura en el Club donde los jóvenes puedan formarse y llegar al primer equipo, yo, no tengo ninguna compensación económica el día que no me guaste lo que se haga me iré a mi casa sin ningún problema, Asi lo hizo, cumpliendo su palabra, sin alzar la voz ni hacer declaraciones que pudieran enrarecer wel ambiente deportivo y administrativo. Las mismas palabras tengo para mi amigo Paco Sánchez, ambos plenos de sensatez para nada han querido interferir en el crecimiento de nustro querido equipo. el F.C.Cartagena de España.

Son bastantes los aficionados “significativos” de nuestro equipo, no daré nombres (porque están en la mente de la afición en general) a ellos, les pido que sigan pensando “solo” en nuestro equipo, que alejen de su mente cualquier signo de orgullo personal. Solo vale luchar por nuestro equipo, el agradecimiento de la Cartagena futbolera lo tenéis garantizado.

Ha terminado la temporada 2023-24, y…ahí estamos “casi” en lo más alto, sin envidiar a nadie. Ahora, se avecina una nueva e ilusionante temporada 2024-25. Aquí os dejo lo que el viento no se ha llevado, “LA ILUSIÓN”de vuestro amigo Lorenzo Vergara Pagán (Loren)

LA FAROLA DEL LAGO | ¡LO QUE EL VIENTO “NO” SE LLEVÓ!
Comentarios