Un cartagenero en el Murcia y dos murcianos en el Cartagena

¿Quién lo iba a decir? El mundo futbolístico al revés. En el Cartagena mandan dos murcianos que, desde su llegada al club blanquinegro han hecho muchas cosas bien, también algunas mal, pero que les ha dado para sanear al club blanquinegro y salvarlo de una quema segura. Les falta la guinda del ascenso. Y a partir de ahora en el Murcia va a mandar, futbolísticamente, un cartagenero con etiqueta de cartagenerista,  Pedro Cordero, que aterriza en Nueva Condomina con mucha ilusión y con el convencimiento de hacer las cosas bien y de sacar a los murcianistas del sitio donde se encuentra.

Cuando B&B llegaron al Cartagena tenían mucho que ganar y poco o nada que perder. Estaban tan mal las cosas entonces que, con poco que hicieran, les daría para aprobar, como así fue. Ahora Pedro Cordero está en una situación parecida, llega al Murcia con mucho por hacer pero sabiendo que, con poco que haga, va a mejorar la caótica situación que vive el Murcia. Pedro Cordero tiene madera, cuenta con mucha experiencia, es gente de fútbol y es el primer convencido de que va a sacar adelante este morlaco grana al que se enfrenta.

Pedro Cordero ha hecho un máster en cada uno de los equipos por donde ha pasado como director deportivo. Sin contar el Torrevieja, La Unión o Águilas por donde también pasó el máster a fondo lo hizo en un Tenerife que parecía una olla a presión, lo hizo en el Córdoba con el que logró un ascenso a Primera que no habían logrado en los últimos 42 años y lo sufrió también en un Lorca Deportiva, lo más parecido a una montaña rusa después de ascenderlo desde Tercera el primer año y descender de Segunda B.

2018101515255180800

Pedro Cordero, en el centro de la imagen, el pasado 15 de octubre en nuestra tertulia

Cordero tiene mucho que ganar y poco que perder en Murcia. A mí, personalmente, me habría gustado mucho más verlo en el Cartagena que en el eterno rival. Es difícil que, esta vez, pueda alegrarme de las victorias de su equipo pero es mi amigo y siempre voy a estar contento con las cosas buenas que le pase.

La realidad es la que es, con un cartagenero en el Murcia y dos murcianos en el Cartagena el panorama futbolístico en la Región parece al revés. Para Cordero es un auténtico reto meterse en el Murcia, conociéndole como le conozco le veo capaz de darle la vuelta como un calcetín. Mano de hierro en guante de seda. En su mesa de trabajo tiene trabajo y problemas para no aburrirse en los próximos meses.