Promoción del deporte en las empresas

En los últimos años ha comenzado a tener mucha presencia en nuestra sociedad el concepto de empresa saludable. Independientemente del momento actual en el que nos tiene paralizados una pandemia que ha obligado a paralizar toda actuación, nos encontramos en un momento muy complicado de gestión de recursos humanos en las empresas, o mejor dicho lo que como desde hace un tiempo se ha renombrado como gestión de personas.

Y como tal, las personas cuando asisten a su puesto de trabajo lo hacen con una mochila llena de preocupaciones tanto personales como profesionales y problemas de salud que agravados con los condicionantes laborales concretos pueden ocasionar una disminución en la productividad, baja motivación, estrés, aumento de siniestralidad, empeoramiento de imagen de empresa y así una larga lista de problemas que podríamos enumerar.

Si tomamos como punto de partida la definición de salud citada por la OMS ya en el año 2010:

“Un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. 

Y si lo relacionamos con el entorno laboral nos encontramos que la definición de un entorno de trabajo saludable es la siguiente:

Un lugar de trabajo saludable es aquel en el que los trabajadores y sus directivos colaboran en la aplicación de un proceso de mejora continua para proteger y promover la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores y la sostenibilidad del lugar de trabajo, teniendo en cuenta las siguientes consideraciones establecidas sobre la base de las necesidades previamente determinadas:

Foto Travesia Mar Menor MTB

  • Consideraciones de salud y seguridad en el entorno físico del trabajo
  • Temas de salud, seguridad y bienestar en el entorno psicosocial de trabajo, con inclusión de la organización del trabajo y de la cultura laboral
  • Recursos de salud personal en el lugar de trabajo
  • Maneras de participar en la comunidad para mejorar la salud de los trabajadores, sus familias y otros miembros de la comunidad
  • De acuerdo con lo que indica el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo una empresa que quiera ser reconocida como “saludable” deberá cumplir con la legislación vigente en prevención de riesgos laborales y, a partir de ahí, establecer intervenciones más allá de dicha legislación.

Y para determinar estas intervenciones es para lo que es necesario desarrollar en la empresa un Sistema de Gestión de Empresa Saludable en el que se audite a la empresa y se marquen actividades a realizar en función de las necesidades que requieren los trabajadores.

De esta auditoría y de las encuestas realizadas se determinará el programa de actividades a realizar como pueden ser:

  • Trabajar la gestión de las emociones con talleres de bienestar personal como por ejemplo mindfulness       
  • Promoción de la actividad deportiva con actividades fuera del trabajo
  • Ejercicios y actividad física adaptada al puesto de trabajo
  • Talleres de nutrición
  • Gestión del estrés
  • Talleres ayuda contra tabaquismo
  • Actividades de mejora de motivación

Foto Aidemarcha 2019

Y de todo este abanico de posibilidades quisiera centrarme en este momento en la promoción del deporte y actividad física en la empresa. En el anterior artículo comentábamos lo importante que es el deporte para ayudar a la gestión de estrés y combatir la tan temida hormona del cortisol y sus efectos, disminuyendo la ansiedad, fatiga, problemas de concentración, etc. 

Las actuaciones que las empresas pueden llevar a cabo en este apartado son, entre otras:

  • Promover un estilo de vida más activo dentro y fuera del trabajo, como ir y volver andando o en bicicleta (desarrollando un Plan de Movilidad y determinando la necesidad de crear aparcamiento para bicicletas, por ejemplo).
  • Habilitar espacios para practicar actividades deportivas o instalar gimnasios dentro de los centros de trabajo.
  • Organizar actividades, eventos o competiciones deportivas, que además fomentarán el trabajo en equipo y la competencia saludable.
  • Participar en actividades o competiciones populares. 
  • Patrocinar actividades deportivas
  • Subvención de la práctica de ejercicio físico o la cuota del gimnasio. 
  • Convenios con gimnasios o instalaciones deportivas externas.

Por tanto, si la empresa desea aumentar su productividad, rendimiento, motivación, etc., es la primera interesada en tener entre sus filas a trabajadores “FELICES Y SANOS” que desarrollen su trabajo en el mejor ambiente emocional y de salud posible.

Y en este aspecto la empresa puede ayudar con una inversión mínima a promocionar la actividad deportiva entre su plantilla mediante diferentes acciones. Así, apoyando a un trabajador a prepararse una carrera popular de 5 kilómetros estaremos enseñándole a como plantearnos un reto y superarlo. Y su equivalente en el ámbito laboral será como no encogerse ante la realización de un proyecto que requiere una preparación especial y unos plazos determinados. Evitando o reduciendo el estrés debido a este tipo de tareas.

Además, esos 5 km serán la lanzadera para adentrarse en el mundo del deporte y descubrir los enormes beneficios que para su salud y bienestar emocional conlleva.

En el año 2015 como Director de Zona de Cualtis impulsé entre mis trabajadores la preparación y participación en el Cross de la Artillería. Entre ellos se encontraban los que estaban sobradamente preparados y corrieron los 14 Km. de la Carrera del Faro y los que hicieron un esfuerzo enorme para alcanzar la meta de la carrera de 6,2 Km. Además, promocionamos la participación de sus hijos en las carreras infantiles y tanto adultos como niños lucimos equipación de la empresa y por supuesto no podía faltar la foto de grupo pertinente.

Estos eventos deportivos consiguen la doble faceta de promocionar el deporte y generar sentimiento de equipo y pertenencia. Además de que la empresa traslada al exterior una mejora de su imagen corporativa.

Si eres empresario te animo a que cuando sea posible promuevas entre tus trabajadores actividades destinadas a fomentar un entorno laboral saludable y si eres trabajador a que pongas de tu parte participando en las propuestas que la empresa plantee con el fin de ayudar en la salud de las personas que la integran. Es un trabajo de equipo.