El running y nuestra salud. Un año sin carreras populares

Arrancamos 2020 cargados de planes e ilusiones. Cada uno invierte su tiempo en aquello que lo llena y le hace sentirse feliz y en concreto un corredor popular o aficionado al running está continuamente pensando en cuál será su próximo reto y a qué carrera asistirá.

Me inicié en el running en 2015 cuando tras haber realizado la prueba de MTB, X Integral de la Cabra, un grupo de compañeros de trabajo nos marcamos el objetivo de correr el Cross de la Artillería con el objetivo de promover en la empresa actividades deportivas. Recuerdo esa carrera de manera especial, la corrí mirando continuamente el pulsómetro para que el corazón no me reventara.

Tras cinco años y después de bastantes carreras empecé este año con la Media Maratón de Santa Pola en enero. Una organización de diez digna de su fama entre las mejores de España.

El resultado fue mi mejor tiempo en una media hasta el momento, pero lo más importante es que cada carrera en la que participas sea de la distancia que sea es un reto y sobre todo una experiencia. Santa Pola fue el encuentro con dos amigos que tuvo como resultado final unas tapas acompañadas de unas cervezas. Y de esta comida surgió el reto con un gran amigo y compañero de preparar la Maratón de Valencia.

2019010114173917831

Para un corredor popular asistir a carreras es pensar en amistad, compañerismo, compromiso, esfuerzo e infinidad de calificativos que es difícil para los que no están inmersos en este mundillo. Correr te hace sentirte lleno de felicidad y si además lo haces en compañía de amigos cada reto se convierte en un sentimiento indescriptible.

Esta pandemia nos ha robado muchas cosas, está siendo una guerra que está invadiendo de sufrimiento nuestras vidas y nos está arrancando los momentos de felicidad que para muchos representaban los fines de semana con nuestros amigos. Además del gran daño económico que está suponiendo, como a las empresas de cronometraje, asociaciones que recibían fondos de ayuda, suministradores de materiales como camisetas, medallas, regalos, etc. y a personas como nuestro compañero de fatigas y amigo Gaspar Zamora, el speaker sin el cual ninguna carrera es lo mismo.  ¿Qué sería de cada evento sin su presencia?, sin sus palabras continuas de aliento a cada corredor ya sea el primero o el último o con su continuo apoyo a los clubs y a los organizadores. Gracias a Gaspar cada carrera se disfruta el doble.

Mi siguiente encuentro fue en marzo en la Media Maratón de Cartagena, el COVID ya amenazaba con su presencia y solo unos días después nos encontramos inmersos en un confinamiento que a los runners nos impedía disfrutar de nuestra pasión.

En 2020 hemos tenido que decir adiós a muchos momentos como al Cross de Cabo de Palos, Minero de El Llano, Alumbres, El Sapo de El Algar, Carreras de Playa Paraíso, Sunset de La Manga Club, el 10k del Puerto de Cartagena, el Cross de la Artillería y otros tantos como la Ruta de las Fortalezas, Cartagena Trail, El Burro de Perín, Sendero del Agua de Galifa y muchas más distribuidas por el Campo de Cartagena y localidades cercanas. Y por último llegamos a la San Silvestre con su ambiente festivo de fin de año con las calles engalanadas y repletas de personas compartiendo el tardeo y los participantes disfrazados despidiendo el año.

Cuando empiezas en el running te va invadiendo un gusanillo que te lleva a engancharte cada vez más y ponernos retos personales cada vez más elevados. Entrenas durante meses y al llegar el día de la carrera preparas todo como si de una ceremonia se tratara. Dorsal, geles, ropa, zapatillas..., todo en su orden adecuado para no olvidar ni el más mínimo detalle. Llegas a la salida con tiempo de sobra para poder calentar, saludar a los amigos y por supuesto las fotos de grupo. Y cuando llegas a meta sientes una satisfacción inmensa que se entremezcla con el agotamiento pero que rápidamente se olvida cuando te tomas una cerveza del patrocinador habitual.

¿Y qué relación tiene el running con nuestra salud?

En el mundo actual en el que nos movemos el estrés es la patología más común entre los españoles siendo la principal causa de baja laboral. Es uno de los principales causantes de un gran número de enfermedades y disfunciones como insomnio, problemas de piel, bruxismo....

Y quien está detrás del estrés es la hormona cortisol ....

Esta hormona es liberada por nuestro cuerpo ante situaciones de ansiedad y estrés en respuesta a lo que percibe como una amenaza. Y como sucede en todo, en pequeñas dosis nos mantiene alertas pero en concentraciones elevadas es un problema porque debilita nuestro sistema inmunológico, afecta al sistema digestivo, corazón, pulmones y cerebro produciéndonos trastornos del sueño y concentración. También produce alteraciones en los niveles de insulina, lo que da lugar a un aumento en la grasa visceral y en la más visible en el abdomen.

Cuando practicamos running o cualquier otro tipo de actividad deportiva se genera cortisol, lo que ayuda al organismo a dejar de percibirlo como estrés y reducir la cantidad de cortisol a niveles normales y así ayudar a romper la inercia que lleva a más ansiedad, problemas de concentración, fatiga y enfermedades.

La práctica deportiva conlleva una mayor liberación de endorfinas por parte del cerebro, la hipófisis y otros tejidos. Esto nos conduce a un estado de euforia, de bienestar emocional y de, incluso, disminución de la sensación de dolor. Estas endorfinas provocan un efecto analgésico y mejoran el estado de ánimo por sus efectos euforizantes y relajantes, actuando como los ansiolíticos.

También a nivel psicológico nos afecta de manera positiva. El deporte funciona como distractor de los asuntos cotidianos, ya que precisa de una concentración elevada para poder realizarlo correctamente. Además, nos aporta un componente motivacional, suponiendo muchas veces un reto para nosotros el hecho de mejorar.

Esto hace que el rato que estamos practicando deporte solo estemos ahí (en el momento presente o mindfulness). También implica interacción social, otro factor de reducción de estrés.

En resumen, correr tiene una serie de beneficios que paso a enumerar:

  1. Mejora la condición física
  2. Retrasa el envejecimiento
  3. Controla el colesterol
  4. Mejora la condición cardiovascular
  5. Reduce el estrés
  6. Mejora nuestro peso
  7. Dormirás mejor
  8. Huesos más fuertes
  9. Mejora la digestión
  10. Te hará más fuerte e inmune
  11. Libera endorfinas
  12. Previene el Alzheimer
  13. Aumenta tu grado de concentración
  14. Mejora la autoconfianza
  15. Te volverás más sociable

Para concluir por tanto podemos decir que correr es una actividad que produce grandes beneficios a nuestro organismo tanto a nivel físico como mental.

Anímate y empieza poco a poco, hay multitud de clubes y preparadores físicos que te servirán de apoyo para iniciarte.