domingo. 23.06.2024

La felicidad y el FC

La felicidad puede llegar también por el FC. Como a mí. ¿Por qué?

1.-Pasar del infierno de la Segunda B al segundo piso de la élite del fútbol. Un sueño de años, roto cruelmente muchas veces.

2.- De  casi no ver al equipo por televisión a verlo desde el principio hasta en los amistosos, con equipos de Primera o importantes de Segunda. Fundamental para los que no vivimos en Cartagena.

3.- Poder ahora disfrutar por televisión de todos los partidos oficiales con equipos importantes y bastantes, históricos.

4.- Estar en las quinielas.

5.-Decirle a España que existimos.

6.-Que los medios informativos nacionales nos sigan.

7.- Que todo el fútbol hable de nosotros y nos valore.

8.- Que estemos  utilizando este gran altavoz del mundo del balón.                                                                                      

9.- Que sepan quiénes somos.

10.- Y hasta los comentaristas de televisión hablen de nuestra historia, de la trayectoria de nuestros jugadores y de la táctica del equipo

O sea, parte de la felicidad de la vida.

ElXKDvrXEAEm4CS

Elady ha empezado hecho un coloso la temporada, como todo el equipo

Y estar en el sitio que siempre debimos estar y al que nunca debemos volver.

Y esto es independiente del equipo y de su trayectoria, que además si es buena, como lo es ahora, aumenta la tranquilidad, el sentimiento del cartagenerismo y la felicidad. Es sentir el orgullo cartagenero.

Lo escribo después de una derrota injusta, en Gerona, por culpa del colectivo más despreciable y puede que corrupto que hay en España después de los políticos : el arbitraje. Ineptos, chulos o tomando decisiones oscuras que no se sabe por qué (o sí). E inmunes. Pueden hacer lo que quieran. Representan una atroz dictadura. Ya les pueden poner Var : más de lo mismo. Son así. Esta es su conducta de siempre, a la que están acostumbrados

Las otras dos derrotas, la del Sporting (injusta) y la del Leganés (merecida)

Da gloria ver en algunas alineaciones titulares nada menos que siete de la plantilla de Segunda B o cambiado el equipo con  sólo tres titulares del partido anterior y que no se note mucho. Y ver que la plantilla es larga pero que jugará la mayoría. Y que se han hecho buenos fichajes. Y que los amigos madrileños nos digan que tenemos equipo y que jugamos bastante bien.

Muchas alegrías por muchos sitios.  

Esta es la felicidad, como aquélla del equipo de Cygan y Víctor, que deslumbraba. Diferente. Otra cosa. Pero mucha felicidad también.

Después de tantos años y tantos sufrimientos, nos encanta que llegue esto, tengamos una buena temporada y sigamos -¡naturalmente!- en Segunda A. Nuestra felicidad futbolística. Incluso sin los entradones que habría en el Cartagonova…

 

 

La felicidad y el FC
Comentarios