jueves. 29.09.2022

Tiempo dulce para rescatar a los 2000 huídos

Qué tiempo más dulce y que alegría tenemos en el cuerpo los del Cartagena, menos Cartapena ahora, que hemos pasado de la pena (el At. de Madrid, el Pupas y nosotros, el Penas) a estar muy contentos, con el equipo embalado y, lo que es importante, mostrando buena esperanza para el futuro. Se acabó aquello –o quiero fervientemente que se acabe- lo de ir de éxito en éxito hasta el fracaso final. Se acabó. Como lo de Andalucía.

Nuevos y frescos e ilusionantes vientos en el Cartagonova.

Ganamos y ganamos. Y ahora ganamos bien…

Pero hay al menos 2000 que se fueron tras el drama del rayito maldito. Un rayito que nos quemó vivos. Vaya nombrecito de equipo.

En mi caso personal, me quedé con un gran vacío, más que nunca, y mira que me he llevado chascos y algunos saltos mortales, pero nunca como éste. Y además de ver al equipo sin tensión ni lucha y, en el colmo, sin saber perder el tiempo. Pasotas y torpes en un momento histórico.

También fue continuación del drama lo exhibido ante el Extremadura en el Cartagonova. Entonces, peor : ni pasotas ni torpes, sino entregados, dando el partido y la eliminatoria por perdidos, sin fuerza física –ni andaban- ni psicológica (entregados, sí, al fracaso) y dando alguna patada absurda con expulsión –vaya manera de ayudar al equipo- aceptando el gran batacazo de la temporada. Inexplicable y todo porque la directiva se empecinó en el error y no dio su brazo a torcer en lo que quería la afición, pedido con clamor y mayoría.

Perdí la confianza en el equipo y se acrecentó mi desconfianza en su dúo de dirigentes.

Como es agua pasada, hay que rescatar a los 2000 que no pudieron aguantar el drama (que hasta así lo ha calificado, certeramente, el Presidente de la Murciana). Pudo el dolor y la huída fue el bálsamo para intentar dejar de sufrir.

Los B-B sin embargo se han empeñado en afirmar que hay 7000 socios y la realidad, tozuda hasta el máximo, señala que no van al campo más de 5000, incluídos socios y no socios. B-B ocultan información.

Y esto no puede ser. Ni dan el número de espectadores, como en otras temporadas, y los cronistas lo adivinan a ojo de buen cubero.

Vamos a llevarnos bien, pero dos experiodistas –así se afirma- no se pueden convertir en antiperiodistas. ¡Pero si dijeron que si no subían habría muy pocas bajas y ya vieron lo que sucedió…que se fueron muchísimos –por miedo o por olvidar-  o los echaron!. Seamos o no periodistas, la información hay que darla y además veraz y clara.

Han conseguido la vieja verdad de que el periodismo lleva a cualquier  parte con tal de dejarlo a tiempo. El último gran ejemplo ha sido el de Isabel Díaz Ayuso, candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid, que trabajó en diversos medios informativos, entre ellos Radio Marca. De becaria informadora al salto a la política, al PP. Y puede hacer buena carrera.

En fin, pido que se abra un período especial de socios para que los 2000 que estarán encantados de comprobar el éxito de los de Munúa puedan volver.

¿O es mejor, y por supuesto más rentable, que paguen su deserción pagando –y vale repetir el verbo- en cada partido para poder disfrutar de este inesperado dulcísimo período?

 Y como es justo decir la verdad, enhorabuena a B-B porque han acertado, al parecer, en la elección de plantilla y entrenador, aunque los jugadores vinieran corriendo a última hora.

Tiempo dulce para rescatar a los 2000 huídos
Comentarios