bim

A la bi- a la ba- a la bim bom bam...

Este es el grito que, metafóricamente debería de dar nuestra afición, para con él, contagiar a los posibles candidatos a hacerse con las riendas de este "paupérrimo” equipo que tenemos, desangrado en todos los aspectos, económico, deportivo y hasta anímico. Reconozco que es difícil, y que hay que ser valiente, por ello le agradezco a...