caprichos
Opinión

De nuevo, víctima de los caprichos del jefe

Mala suerte la de Javier Fernández Rufete, el lorquino hombre de la comunicación, cumplidor donde los haya, que tiene que salir del Granada CF, después de siete años trabajando con el jefe Quique Pina en la parcela de jefe de prensa del club del nuevo Los Cármenes. La experiencia no es nueva para Rufete porque en su etapa en Cartagena lo despidieron por uno de tantos caprichos del entonces propietario del club, Paco Gómez.

Un día Rufete se encontró en su mesa de trabajo, en la oficina del club en el Cartagonova, una carta de despido -sin mediar palabra-. Aquella determinación tuvo base en un contencioso de Gómez con la Asociación de la Prensa deportiva de la Región de Murcia, de la que Javier Rufete era socio y directivo. Presuntamente Paco Gómez se tomó la revancha.

Hoy en Granada, un nuevo despido de Rufete por decisión de la nueva propiedad del club, que está en su derecho. Alegan "pérdida de confianza". Pero al de Lorca le toca de nuevo ser la víctima.

Por Ricardo Díaz-Manresa

Caprichos Jim: antes del Betis, en el Betis y después del Betis

Si llegamos a subir a Primera, con el éxito increíble de campeones del mundo, hubiese sido el éxtasis de los éxtasis. ¿Qué os pasó? me preguntan amigos y familiares de muy distintas parte de España. Los remito a mis artículos “Por qué no subimos” o “Caprichos y aciertos de entrenadores”....