estalactitas
DESDE UN HERMOSO PUEBLO NEVADO DE LA RIOJA

Dos estalactitas de hielo

Presencié, ayer, el partido desde este “Rincón para doce”, con un frío de nevazo y cuchillada, un paisaje de escarcha y plomo, con aristas de vientos esquineros y traidores, y con cellisca ventisquera de copos tiritones que me recordaba ese frío de pobres y rescataba la evocación de una época...