milagrosos
LA CLAVE

Raimondi o un banquillo providencial con cambios milagrosos de Carlos Ríos

Tal y como estaba la cosa parecía muy difícil, por no decir imposiblem que el Cartagena sacase el partido adelante. Un primer tiempo para olvidar. Tedioso a más no poder. Un juego que inviataba a los seguidores más jóvenes cartageneristas a preferir la playstation antes que seguir frente al televisor...