movilizó
IMÁGENES DE ANDY CÉSPEDES

La Efesemanía se movilizó como nunca pero…

No faltaron ni las buenas empanadillas ni las sonrisas ni, desde luego, los ánimos y las palmas que surgieron desde el primer hasta el últimos de los casi cinco minutos de tiempo añadido. En las gradas vimos de todo. O casi. Familias enteras convencidas de un triunfo que no llegó, niños...