olvidaré
CARLOS RISUEÑO, PREPARADOR DEL JUVENIL AL QUE SE LE PARÓ EL CORAZÓN EN TORRE PACHECO

“Fue tremendo, el mayor susto de mi vida; no lo olvidaré; cayó como fulminado por un rayo”

Si no llega a ser por un médico que se encontraba presenciando el encuentro entre el Torre Pacheco y el Mazarrón la tragedía podría haberse consumado en el polideportivo pachequero, recuerda Carlos Risueño, entrenador del Pacheco y testigo de excepción ya que, según su versión el corazón se le paró...