oscuro

Pasarse de castaño oscuro

   GUILLERMO JIMÉNEZ Si no fuese porque aún creo en la seriedad de las personas, podría pensar -y dejarlo escrito aquí- que en el Cartagena se ha orquestado desde hace tiempo el maléfico juego de las tarjetas rojas que desarbola  y saca de quicio a la  recortada planilla del equipo una semana...