víctima
Opinión

De nuevo, víctima de los caprichos del jefe

Mala suerte la de Javier Fernández Rufete, el lorquino hombre de la comunicación, cumplidor donde los haya, que tiene que salir del Granada CF, después de siete años trabajando con el jefe Quique Pina en la parcela de jefe de prensa del club del nuevo Los Cármenes. La experiencia no es nueva para Rufete porque en su etapa en Cartagena lo despidieron por uno de tantos caprichos del entonces propietario del club, Paco Gómez.

Un día Rufete se encontró en su mesa de trabajo, en la oficina del club en el Cartagonova, una carta de despido -sin mediar palabra-. Aquella determinación tuvo base en un contencioso de Gómez con la Asociación de la Prensa deportiva de la Región de Murcia, de la que Javier Rufete era socio y directivo. Presuntamente Paco Gómez se tomó la revancha.

Hoy en Granada, un nuevo despido de Rufete por decisión de la nueva propiedad del club, que está en su derecho. Alegan "pérdida de confianza". Pero al de Lorca le toca de nuevo ser la víctima.

EL PRESIDENTE DEL BASKET CARTAGENA HACE BALANCE DE CAMPAÑA

Pedro Collado: "La campaña ha sido fantástica; el equipo senior iba de víctima a la fase de ascenso y casi subimos"

 SPORTCARTAGENA -Resumen de la campaña en la que tal vez haya faltado la guinda... -Yo diría que la campaña ha sido fantástica. Los resultados obtenidos en la cancha han sido buenísimos. No esperábamos  al confeccionar la plantilla los resultados que se han dado. Lo que planeamos era hacer una plantilla competitiva pero...
TRAS SER DESTITUIDO Y RELEVADO POR CÉSAR FERRANDO

Bordalás se despide del Elche: "He sido víctima de mis triunfos"

En la rueda de prensa ofrecida por el destituido Pepe Bordalás como preparador del Elche, arrancó aplausos cuando manifestó: "Quiero poner ya el punto y final a esta etapa. Ya no soy la persona que está al frente del equipo y yo ya soy historia en el Elche". Bordalás dio...

Desciende: Buitrago, víctima de su propio fracaso

Desciende y con batacazo David Buitrago. Historietas dee brujas y pitonisas en las que no entramos, la realidad es que a David Buitrago, que circulaba por las autopistas del fútbol en un lujoso cadillac, se le han pinchado de pronto las cuatro ruedad y hasta la de recambio.Tras sus aciertos...