EL FILIAL PENDIENTE DEL ASCENSO LORQUINO A 2ª B PARA CELEBRAR EL SUYO PROPIO

Pedro Cordero, a un paso de hacerle un favor a Belmonte si se consuma el ascenso del Cartagena B a Tercera

Lo que son las cosas del fútbol. Un cartagenero que ahora regenta al Lorca Deportiva, Pedro Cordero (recordemos que fue principal rival de Belmonte cuando este accedió a la presidencia del club albinegro) está a punto de hacerle un inmenso favor al Cartagena B porque si los lorquinos coronan su salto a Segunda B el filial albinegro lo hará también, pero a Tercera División

Pedro Cordero
Pedro Cordero  

Pedro Cordero está cerca de hacerle a Paco Belmonte un inmenso favor: regalarle el ascenso del Cartagena B a Tercera División. Lo que no pudo lograr el dirigente murciano podría llegarle ahora a través de los despachos, si se confirma este domingo día 25 el regreso del equipo lorquino a Segunda B.

Si así fuera, el ascenso del Lorca Deportiva arrastraría al Cartagena B a la Tercera División al quedarse una plaza libre en el grupo, que pasaría a ocupar el filial blanquinegro que recientemente caía en la primera eliminatoria del playoff ante el Molina.

Ocurra lo que ocurra el entrenador del filial será el cartagenero Juan Lillo, un técnico joven y suficientemente preparado para iniciar una aventura de este tipo. Lillo ya cuenta con experiencia acumulada y muchas ganas de llevar a cabo un buen trabajo en el Cartagena B, que si es en Tercera, mucho mejor.

Las paradojas de la vida, el que fuera principal rival de Belmonte (Pedro Cordero) puede darle el ascenso del Cartagena B a Tercera, con lo que se evitará un año en blanco para el club blanquinegro, cuyos dirigentes habían previsto tres ascensos (Cartagena, Cartagena B y juvenil). Pero falta que el Lorca Deportiva consume su meta.