El cerco se cierra en los fichajes pendientes del Cartagena

034
El once inicial que arrancó la liga ante el Badajoz/Foto RAUL VELASCO/SCT

El FC Cartagena, obviamente sin querer, lejos de sus deseos tiene que llegar o ha llegado ya  en el calendario a una situación límite para cerrar su plantilla de futbolistas. No es nuevo en la historia (recordemos cómo hace nueve años  llegó por ejemplo, el Lobo González Vigil, en el toque de la bocina y el fracaso del rendimiento del peruano, incapacitado cara al gol 

El ex atacante de Alianza Lima, que llegó en el mercado de invierno por gestiones de David Buitrago, firmó hasta junio. Se trataba de un jugador joven, de 24 años, que desestimó una oferta del Sporting Cristal para regresar a Europa, donde pasó por el Málaga B,  Zulte-Waregem de Bélgica y el Lokomotiv de Georgia. El delantero era esperado con mucha expectación entre los seguidores albinegros. Dijeron entonces que  el Alianza Lima, último club de este atacante, no le renovó contrato porque las pretensiones económicas del jugador era muy altas. González-Vigil, llamado El Lobo,  solo marcó un gol (a Sporting Cristal) en 2009. 

EDFDkpWW4AIN2mR

El 'Lobo' González Vigil, ejemplo histórico de fichaje in extremis en el Cartagena, hace de ello nueve años.

LA INTRIGA

Ahora será el lunes 2 de septiembre la línea límite y con la Liga en marcha, abordando ya la segunda jornada. Mayor emoción e intriga es imposible. Paco Belmonte está o debe de estar de los nervios con tantos problemas acumulados en el orden deportivo. Se refleja últimamente en su comportamiento al declarar con un punto de acidez que delata que los acontecimientos le han sacado indefectiblemente de sus casillas.

Por supuesto que un presidente  de club, de una fábrica de tornillos o de flores artificiales lo mejor que puede hacer, aunque sea de tarde en tarde o una vez en la vida,  es tomarse una cerveza o una cocacola con uno de sus asalariados. ¿Por qué no? Esto siempre quedan bien además, y lo debe de saber Belmonte que por lo general es una persona cercana y directa en la gestión.

De no ser así no habría conseguido tres cuartos de millón largo de euros por patrocinios por campaña. Pero esto queda y quedará como algo anecdótico y loable aunque  lo que ocurre en el subterráneo, y se quiere  ocultar en todo o en parte, desgasta. Los ‘derrotistas’ o los envidiosos con malaleche le atacan por donde duele. Pero no se olvide que el Cartagena es una SAD y no tiene las acciones repartidas. Los dueños exclusivos (el dueño) puede hacer perfectamente lo que quiera. Por la cuenta que le tiene procurará siempre hacer las cosas bien. Es de cajón.

Los entresijos  de la situación actual no los conocemos, los conocerán cinco o seis personas  pero se sabrán tarde o temprano de cara al exterior y a la masa de abonados que demanda soluciones,  Donovan  Wilson, Toché y  en general las machaconas interferencias de César Traversone desde Burgos, y especialmente el kafkiano caso Elady Zorrilla, que sigue en el foco, han sido puntos conflictivos entre algunas contradicciones.

Hoy, mañana o el lunes lo lógico es que se aplaquen los nervios, por fin, después de que el acierto y la suerte hagan un guiño y se pase a la normalidad en el club hasta hacer saltar en pedazos su cuenta oficial de tuiter  con noticias esperadas que convenzan a la mayoría y alegren un poco .

Algo  en materia de soluciones se está cociendo en el seno del club y ni hay otra:  la baja del portero Mario Fernández, la contratación del 'punta'  que mueve los hilos de las gestiones en la sede de Doctor Calandre y la de otro pelotero entre las decenas y decenas de nombres que han sido aireados. Mientras el equipo quiere ser ajeno en el campo, a lo suyo,  y trabaja para ganar en su primer test fuera de casa, en Don Benito, si puede ser.