EN UN DERBI INTENSO,QUE ACABA EN EMPATE Y REPLETO DE JUGADAS POLÉMICAS

Sin tregua en Cartagena (2-2)

Cartagena y Yeclano ofrecieron un derbi intenso en el estadio Cartagonova donde hubo casi de todo menos tregua, con cuatro goles repartidos para cada equipo y repleto de jugadas polémicas que pudo haber decantado la balanza hacia cualquier lado. Los blanquinegros golpearon primero al tercer minuto de juego en una falta directa que materializaba Verza de forma maestra. pero el Yeclano empataría instantes antes del descanso con un gol marcado con la mano izquierda de Héctor Camps que el árbitro y su ayudante se 'tragaron'. Después Elady adelantaría de nuevo a los albinegros para que Fran Martínez marcase el tanto definitivo del empate en el 82. También hubo un gol anulado a cada equipo por fuera de juego y una desastrosa actuación arbitral que perjudicó a los dos equipos. Los yeclanistas fueron mejores en el segundo tiempo y demostraron porqué se encuentran en lo alto de la tabla

El FC Cartagena celebrando el gol de Verza // FOTO: Raúl Velasco
El FC Cartagena celebrando el gol de Verza // FOTO: Raúl Velasco  

FICHA TÉCNICA

Alineaciones

FC CARTAGENA: Marc Martínez, Forniés, Andújar, Carlos David, Uri, Verza (70' Cordero), José Ángel (88' William), Lucas de Vega (63' Quim Araujo), Santi Jara, Jovanovic y Elady

YECLANO DEPORTIVO: Serna, Mario Sánchez, Héctor Camps, Chino, Fenoll, Alex Vaquero, Fran Martínez, Carlos Selfa (77' Iker Torre), Alayeto (67' Bonillo), Rashiti (71' Javi Saura), Javi Muñoz

GOLES: 1-0 (3' Verza) 1-1 (44' Héctor Camps); 2-1 (50' Elady); 2-2 (82' Fran Martínez)

ÁRBITRO: Subirats Matamoros (colegio catalán) mostró cartulina amarilla a Forniés, Jovanovic, Carlos David, José Ángel Jurado por parte del FC Cartagena y a Javi Muñoz, Héctor Camps, Álex Vaquero, por parte del Yeclano 

INCIDENCIAS: Partido disputado en el Estadio Municipal Cartagonova con alrededor de 5000 espectadores,  de los que unos 750 eran del Yeclano y se hicieron notar de principio a fin.

IMG-20191221-WA0056

Andújar se lleva las manos a la cabeza al ver que autoriza el gol del Yeclano // FOTO: Raúl Velasco

LA CRÓNICA

Por ÁLVARO PRIAN

Fotos de RAUL VELASCO

El Cartagena marcaría tempranamente en el minuto 3 despertando de la siesta a todos los albinegros que todavía se encontraban ocupando sus asientos cuando Verza, con un golpeo espléndido de falta directa, haría que el balón acabaría dentro de la portería rival. Desde el momento en el que la escuadra albinegra mandaba en el marcador, los jugadores incrementaron una marcha más mientras que el Yeclano quería responder lo más pronto posible ante un Cartagena que estaba bien situado en el campo. Los minutos iban pasando y ambas escuadras equilibraban sus fuerzas, aunque era el local quien tenía más ocasiones que los azulgrana.

Los visitantes no se quedaban cortos, ya que, gracias a la superioridad en medio del campo movía de un lado para el otro el esférico intentando marear a la escuadra albinegra que tendría una oportunidad de oro para hacer el segundo tanto, aunque el árbitro señalaría fuera de juego del ariete serbio y no subiría en el luminoso. Dese ese momento, el Yeclano parecía despertar en el partido y avistar tierra en el área de Marc Martínez.

En el último minuto de la primera y con una jugada polémica, el Yeclano empataría el luminoso dando esperanzas a la afición rival desplazada hasta Cartagonova para llevarse el derbi que quedaría por resolver en la segunda parte.

IMG-20191221-WA0057

Verza el autor del primer gol // FOTO: Raúl Velasco

La segunda fase arrancaría con un Yeclano valiente que encerraba al conjunto local que intentaba llegar al área rival con ganas de revertir el empate que habían colocado los visitantes antes del descanso. De hecho, en el 50, Jovanovic aprovechando una buena jugada de Lucas de Vega, asistiría a Elady que sería el protagonista de colocar el 2 a 1 en el luminoso del Cartagonova. El partido estaría completamente roto ya que ambos conjuntos tenían sendas oportunidades que tanto uno como el otro guardameta se encargaban de desbaratar.

La escuadra albinegra, después del gol de Elady, se fue echando más para atrás mientras que el Yeclano pese a estar por debajo del marcador buscaba insistentemente el gol que volviera a meter en la lucha por los tres puntos. Aunque los blaugranas, en todo momento, estaban ofreciendo un buen nivel de juego. De hecho, en el minuto 82, y aprovechando una jugada a balón parado, los visitantes anotaron el empate gracias a un gran cabezazo de Fran Martínez que dejaría tocado a un Cartagena que no pudo matar el partido en sus diversas ocasiones. 

VÍDEO EXCLUSIVO DE SPORTCARTAGENA

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

 

Un comentario de GUILLERMO JIMÉNEZ

Partido, partidazo elevado al cubo y sin los minutos de  Coco Carrasquilla, que se esperaban y no se confirmaron. Encuentro preñado de polémicas, con dos goles por bando y alguno de esos tantos puestos en cuarentena que volvieron majara al árbitro o viceversa. El de la mano del azulgrana Héctor Camps, que era el 1-1, imitando a Maradona en aquel Mundial, y el que después hizo Elady se dice en un fuera de juego denunciado por la chivata moviola de La 7.

 Estaba el presunto nuevo entrenador Míster X, el recambio de Munúa, agazapado y semi escondido esta tarde en una esquina de la  guapa y estrenada Zona Business, tomando una Cocacola Zero acompañado de 59 businesisstas espectadores de la clase A. De incógnito (y no era Munitis, desterrado sin piedad y a quemarropa por los foros como si tuviese la gripe contagiosa), presenciando el derbi y tomando apuntes sin parar en la tablet.  Era tarde propicia para cantar a coro lo de “Adiós con el corazón que con el alma no puedo”  con una dotación de violines, pero se escucharon más los del orfeón azulgrana de Yecla en el los bajos del Fondo Norte, que es donde venía el viento fuerte y gélido, puñetero. Empate 2-2 y Munúa que deja el pastel  a medias sin poner la guinda.

Su relevo solo lo sabe Belmonte y su almohada anticervical (ni Breis, su adlátere) aunque tiene tiempo para examinar los currículos de los 27 aspirantes que se le han presentado por tierra, mar y aire. Hasta enero no hay fútbol y el 30 de diciembre se vuelve a los entrenamientos. Entonces ya sabremos quien es el nuevo y afortunado míster que llegará como premiado con un Euromillones de 5 las dos estrellas que es el actual FC Cartagena, todavía líder. 

Para despistar, la estrategia de despedida de Munúa fue hacer jugar a su equipo vestido de Real Madrid, de blanco, blanquísimo. En tarde ventosa de derbi regional Cartagena-Yeclano con mayoría de edad porque hacía 18 años que no se disputaba. La afición altiplana no trajo entre los seguidores los típicos arcabuceros de sus fiestas patronales pero el equipo  de casa sí intentó acudir con pólvora para soltar al firmamento del Cartagonova una salva de veintiún cañonazos de homenaje al que se iba dejando interruptus su trabajo al regresar al Nacional.

El súper protagonista Munúa, movió el banquillo con tres latigazos al aire y el último de la fila, el sambero William, el de número más alto, el 30,  tuvo apenas dos minutos y la prolongación para meter el cenizo  o la negra en el área del Yeclano. No pudo ser. Ni el vudú funcionó.

Munúa diseñó esta vez una alineación tipo, de las suyas rotando un poco, sin exagerar. Habría querido que jugasen veinte para quedar bien con todos, pero no podía ser.  Era el derbi, en la distancia, del Río de la Plata, entre un míster local uruguayo y el visitante argentino Sandroni, que ha conseguido un conjunto muy trabajado.

El que se despedía profesionalmente  estuvo toda la tarde dirigiendo su orquesta para que el pelao Jovanovic desbordase metiendo bulla pero esta vez el serbio se quedó sin gol. Munúa quería acabar con los 40 puntos conseguidos para el FC Cartagena, como regalo del histórico tercer preparador uruguayo y blanquinegro de la historia: el primero fue el genial pelirrojo Voltaire García; y el segundo el laureado Julio César Ribas, el esperpéntico manager del procés inventado  con la asesoría de Floro Manzano por Sporto Gol Man Matrícula 2020, que en gloria esté por los siglos, amén. Ribas triunfa como DT de la Selección de Gibraltar, con Brexit o sin él. Pero Gustavo Munúa hace recuento final con 38 puntos. Es su trofeo. Y el que venga detrás, que arree.

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII