LA ENTREVISTA TELEFÓNICA EN TIEMPO DE COVIC-19

Manolo Requena, fútbol por un tubo. Le dio la oportunidad a Manu Trigueros

Seguro que si le dejan elegir, Manolo Requena De la Dueña elegiría la planicie, la llanura del inicio del futbolista que apunta o no apunta cosas, a pie de los rectángulos donde juegan las Bases.
Manolo Requena De la Dueña.
Manolo Requena De la Dueña.  

La Federación ayudó a que el césped sintético creciese como hongos en la Región, y aunque no es la superficie ideal mientras exista la yerba natural, hace un tiempo que los campos de tierra, algunos aún con chinarro o propensos a convertirse en lodazal según descargue cielo oscuro, pasaron a mejor vida.

Requena De la Dueña ha trabajado para el Real Murcia desde la etapa feliz en la que el crío chupeta o pre benjamín va al entrenamiento de la mano del abuelo o del padre, o de la hermana. Se ha volcado Requena no solo  en el club pimentonero sino que realizó una loable  tarea en territorio lorquino, simultaneando su función de segundo de JM Campos en Segunda B, en La Hoya Lorca, y coincidió con la explosión del Brócoli.

Más adelante fue al filial del Granada con JM Campos con el que profesionalmente ha caminado, compenetrados, juntos por la mayoría de clubes con los que el de Mazarrón hacía currículum. Las cosas salieron bien por lo general, pero en otras pintaron bastos. Pero los conjuntos en los que estuvo Requena, con su amigo JMC cumplieron con  el trabajo encomendado al cartagenero con eterno visado murcianista para ir y venir. Reside en Murcia y trabaja en Cartagena, en horario de profesorado en el Hispania, un señero colegio en el que es polivalente.

VÍDEO EXCLUSIVO DE SPORTCARTAGENA.ES