EL TÉCNICO CHARRÚA ES EL BLANCO DEL ENFADO DE LOS SEGUIDORES ALBINEGROS

Munúa se come las primeras críticas

Gustavo Munúa este domingo en el banquillo albinegro/Foto RAUL VELASCO
Gustavo Munúa este domingo en el banquillo albinegro/Foto RAUL VELASCO  

El mal arranque del Cartagena en casa ha generado la primera oleada de críticas entre los seguidores del equipo. Como hace un año los de Gustavo Munúa no arrancan en casa, dónde han dejado escapar cinco de los seis puntos disputados y ha ido incapaz de marcar un solo gol. 

Cinco puntos de seis han volado del Cartagonova en los dos primeros partidos de la temporada. Y este domingo visitan El Palmar, un campo bastante complicado teniendo en cuenta que la pasada temporada fue el escenario del mayor varapalo en la Liga, un 3-1 que a muchos les sonó a increíble por la forma en la que se produjo y que rompía aquella racha de 13 partidos invictos. El margen de error para el uruguayo no es mayor que el de la pasada temporada, dónde el equipo llegó a besar el subsuelo de la clasificación.

Muchos aficionados abandonaban este domingo el recinto de la Rambla de Benipila con una frase que se repetía. “estamos como todos los años”, decían los seguidores que no daban crédito al segundo fracaso consecutivo en casa.El técnico charrúa tiene trabajo por delante sabiendo de las exigencias que tiene y que, probablemente, le van a perdonar menos que en la pasada temporada

Es cierto que ante el Badajoz se cumplió y se jugó bien, solamente faltó aquella noche la pólvora para el gol. Pero este domingo, ante el filial hispalense, la cosa fue bastante peor que hace quince días y muchas de las miradas de los seguidores cartageneristas se dirigían al banquillo.

Con estas premisas no tendría nada de extraño que Munúa prepare cambios para Sanlúcar, dónde espera un rival encaramado en la cuarta posición y sin haber perdido un partido. Es obvio que el Sanluqueño ha hecho un arranque mucho mejor que los blanquinegros y que, nuevamente, las miradas van a clavarse como puñales en el banquillo cartagenerista.

Belmonte y Breis, esta vez, no van a tener tanta paciencia porque se juegan mucho en su cuarto año después de haber terminado en fracaso con el ascenso los tres anteriores. El dueño del club y el directo general querían evitar por todos los medios el mal arranque que, al final, se ha repetido. Por eso ganar en Sanlúcar parece no sólo necesario sino obligado para calmar las aguas revueltas de los aficionados, a pesar de que solamente se han disputado tres jornadas. Pero las exigencias son muchas y el rendimiento escaso. Y Munúa es el que paga el pato.

30

El Cartagena vuelve a empezar muy mal la Liga en casa/Foto RAUL VELASCO