ES BUEN AMIGO SUYO Y COINCIDIO CON EL EN EL BALA AZUL

Nervios avisa: “Cuidado con Arturo que la puede liar, le tengo mucho respeto”

Le conocen como Nervios aunque su nombre no sea ése. Sus amigos le llaman Paco. Pero es como ha jugado al fútbol hasta los 43 años, como Nervios. Ahora tiene 51 ‘tacos’ y con una carrera tan longeva ha jugado en numerosos equipos. En uno de ellos, en el Bala Azul y en Tercera, coincidió hace años con Arturo Rodríguez, el hoy delantero baleárico, del que advierte algo: “Cuidado con Arturo que si juega, la puede liar”

Nervios es un tipo querido en Cartagena, sobre todo en la futbolística. Quienes le conocen saben lo buena persona que es. Cuando jugaba era un delantero centro ‘de los de antes. De los que no paraba, de ahí le viene el seudónimo, un puro nervio.

Con Arturo coincidió en el Puerto de Mazarrón jugando en el Bala Azul en Tercera. “Pasamos una buena temporada juntos y somos grandes amigos. Arturo es un delantero de verdad, cuidado con Arturo que, si juega, la puede liar”.

IMG_7823

Nervios sigue prácticamente en el mismo peso que cuando se retiró hace ahora ocho años/Foto SCT

Nervios ve semejanzas en su forma de jugar con las de Arturo. “Cuando jugábamos juntos teníamos cosas parecidas, nos compenetrábamos bien. Arturo es un luchador, un peleón que no se rinde nunca. Le deseo que ascienda, pero que lo haga después de que lo hagamos nosotros”.

Aunque es del Llano del Beal y con todos los equipos en los que ha jugado pero en su curriculun no está la Deportiva Minera. “No, la verdad es que nunca llegamos  coincidir, la verdad es que me habría gustado” dice con un poco de sentimiento. Ni se acuerda de todos los equipos por los que ha desfilado pero ha estado en el mencionado Bala Azul en Tercera que casualmente dirigía Juan Lillo, el Benidorm, el Cartagena Atlético que presidió José Luis Belda, el Fuente Álamo de los buenos tiempos, el CD La Unión, cinco años en el mejor equipo que tuvo Las Palas en Tercera, el Cieza…

"HAY QUE TENERLE RESPETO A ARTURO"

Llego a ser el máximo goleador de la Preferente “cuando había muy buenos equipos y era como la Tercera de ahora”, y de Tercera División grupo XIII llegó a serlo hasta en cinco ocasiones. Pero ni siquiera así alguien del Cartagena quiso fijarse en él durante tantos años. Nervios, ahora, es un seguidor más junto a sus hijos y desea como nadie el ascenso. “A ver si este año hay suerte, yo creo que ya nos toca”. Pero recuerda una vez más a su amigo Arturo. “Mucho ojo con él, yo le tengo mucho respeto”.