EL CLUB BLANCO PROHIBE LA ENTRADA DE BOMBOS, MEGÁFONOS Y BANDERAS MIENTRAS LAS CAMISETAS Y BUFANDAS ALBINEGRAS, SOLO EN EL SECTOR VISITANTE

Oleada de críticas de la ‘Efesemanía’ por las prohibiciones que anuncian desde el Real Madrid

A las pocas entradas enviadas por el Real Madrid al Cartagena para el partido de este sábado –solo 250 más otras 50 que se ha reservado el propio club blanquinegro- se une ahora las prohibiciones que anuncia el Real Madrid a través de su jefe de seguridad. Advierte que los seguidores cartageneristas no podrán entrar al ‘Alfredo Di Stefano’ ni con bombos ni banderas que lleven palo. Y tampoco podrán llevar megáfonos, lucir camisetas y bufandas blanquinegras en otro lugar del campo que no sea el destinado a la afición visitante. Las criticas por las redes sociales no se han hecho esperar

Banderas albinegras del FC Cartagena como estas no podrán verse en Madrid./Foto RAUL VELASCO
Banderas albinegras del FC Cartagena como estas no podrán verse en Madrid./Foto RAUL VELASCO  

La ‘Efesemanía’ no va a tener más remedio que viajar hasta el ‘Alfredo Di Stefano’ de Valdebebas sin banderas ni bombos y las camisetas o bufandas blanquinegras solamente podrán lucirlas en el sector en el que al final vayan a quedar ubicados este grupo de 250 personas que viajaran en tres autobuses que ya se han organizado desde la Federación de Peñas y muchos de ellos por su propia cuenta.

Así las cosas esta medida ha sentado muy mal en la inmensa mayoría de seguidores que van a viajar hasta la capital de España con lo cual muchos de estos aficionados están proponiendo ideas a través de las mencionadas redes sociales, como acudir con la camiseta de la Juventus –que, com muchos saben es blanquinegra- y más concreto con aquellos que tengan el ‘7’ de Cristiano Ronaldo.

Otros han querido ser más tajantes y han dicho que se rebelan y que se van a negar a cumplir las medidas que se imponen desde el Madrid. En fin, ya veremos en qué queda todo pero el enfado es monumental es muchos de estos seguidores cartageneristas y esto no se lo quita nadie. Lo que sí es verdad es que nunca hasta ahora se había sido tan riguroso con una afición que si en algo se ha distinguido y se distingue siempre en sus desplazamientos en la deportividad y cero problemas que ofrece. Pero el Real Madrid está en su casa y es quien pone las normas.

En total van a ser tres los autobuses que parten este mismo sábado hacia Valdebebas, a dónde está previsto llegar sobre las dos de la tarde, además de aquellos seguidores que viajaran por su cuenta. Lo que sí parece claro es que, de una manera o de otra, los gritos y las palmas de ánimo nadie se los va a poder quitar a los seguidores cartageneristas que, de nuevo, viajan con toda la ilusión del mundo a la espera de un buen resultado para la vuelta.

255