viernes. 21.06.2024
Javi Gracia es un preparador con una acusada personalidad. No se deja manipular y ya en la pretemporada no lo pasó bien Le molestaron varias decisiones del club amarillo, contrarias a sus planes e ideas. Fueron varias, acumuladas desde el término de la pasada temporada y acrecentadas con el comienzo del nuevo curso futbolístico. Una de las cosas no totalmente bien vistas fue el alta del ex internacional Diego Tristán, que fue responsabilidad del presidente, que apoyó la decisión del secretario técnico Peguero.

Al final se desestimó la pretemporada del Cádiz en Melgaço (Portugal) para quedarse en Benalup sólo cinco días, denegando así la petición suya, pues Javi Gracia quería aislar a los suyos del entorno gaditano y buscar unas condiciones climáticas más idóneas y unas mejores instalaciones para unir más a la plantilla.

También fueron desestimadas muchas peticiones y sugerencias del cuerpo técnico. No le gustó demasiado a Gracia que el club apartara a los jugadores transferibles, pues él consideraba que esta iniciativa habría perjudicado su salida al mercado. Todo un detallazo para esos profesionales.

Tampoco llegaron cuando él quería los refuerzos que esperaba, y la última prueba fue la incorporación de Diego Tristán. «Yo soy la única persona responsable del fichaje de Tristán», declaró Julio Peguero, el encargado de negociar. Era una apuesta del director deportivo y un perfil que se alejaba mucho del que demandaba Gracia, más guerrillero y fajador en la presión.

CUESTIONES SOBRE LA MESA
Y en un momento determinado, en plena pretemporada, en el hotel Fair Play Golf de Benalup el entrenador cadista puso varias cuestiones sobre la mesa del presidente Antonio Muñoz y de su director deportivo Julio Peguero. Quería arreglar cuanto antes el fichaje de Víctor Ormazábal y solucionar la situación contractual de sus compañeros Juan Solla (preparador físico) e Íñigo Arteaga (preparador de porteros), que tenían apalabrada su continuidad pero que todavía no se había plasmado por escrito.

Así que el Cádiz tiene un entrenador que no se calla y que se siente responsable. En algunas cosas su directiva no ha sintonizado con él.



Perfil de un técnico contestatario y nada conformista, el del navarro Javi Gracia
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios