jueves. 22.02.2024
LA AFICIÓN CARTAGENERA DISFRUTÓ MÁS QUE NUNCA EN LOS ÚLTIMOS MESES

“Sí se puede”, grito a coro desde las gradas con la entrada más floja en la primera alegría

A la afición cartagenerista se la había olvidado lo que era ganar, sonreir y marcharse felices y contentos a casa. Lo había tenido en sus manos en los últimos partidos pero no había manera. Tuvo que ser en la peor entrada de la temporada, con menos de seis mil espectadores, que se multiplicaron para luchar por un triunfo necesario.

d270ae6d-e143-4bc9-9a36-f0d4120b5329
Aspecto general que ofrecían las gradas del Cartagonova ante el Sporting

Menos de seis mil personas, según datos oficiales facilitados por los altavoces del Cartagonova al descanso, fueron los que acudieron a presenciar este interesante FC Cartagena-Sporting en el que muchos daban por muerto al equipo albinegro antes de tiempo. Pero lejos de la realidad el cuadro cartagenerista, a base de ganas y de tesón, no permitió bajo ningún concepto caer de nuevo en esos errores que tantos puntos le han costado en los últimos partidos.

LA PEOR ENGTRADA
Demasiadas butacas vacías. La peor entrada para la primera alegría / Foto SCT

La afición, escasa en relación a otros encuentros debido a la pésima trayectoria de los albinegros en casa, animó des el principio. Sabían del rival que había enfrente y de la importancia de los tres puntos. A medida que el partido fue transcurriendo el apoyo iba subiendo de temperatura en la grada porque se palpaba una evidente mejoría.

Sería en la segunda parte cuando el Efesé las dio todas. Y al grito de “sí se puede”, una y otra vez, se redoblaba el esfuerzo colectivo hasta que todos los asistentes al partido, excepción hecha de la ‘Mareona rojiblanca’, eran sólo una voz cantando el himno, con gritos de ‘Efesé, Efesé’ o el atronar de unos aplausos que eran como una inyección de energía para los blanquinegros.

Cuando Narváez y Jansson abandonaron el verde el público de la tribuna se levantó para aplaudirles; el gol se cantó dos veces, cuando el balón entró y cuando el VAR lo confirmó. Y en los minutos finales, con más de siete minutos de descuento, el apoyo fue tal que nadie pensaba que el triunfo se pudiera escapar.

 Era la primera gran alegría que puede marcar el inicio de una ansiada recuperación. El grito unánime de ‘sí se puede’ atronó el cielo cartagenero dejando la sensación que, efectivamente, este Cartagena de Calero ha cambiado para bien.

“Sí se puede”, grito a coro desde las gradas con la entrada más floja en la primera...
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios