martes. 04.10.2022
UN RINCÓN PARA DOCE

El pulpo Paul lo adivinó, San Fermín nos echó un capote y, Auf wiedersehen Alemania.

Sucedió un siete de julio, en Durban, entre San Fermín y un Pulpo pitoniso, llamado Paul: Alemania 0-España 1Mi vecina de sombrilla, que no de toalla, esa amiga Santiaguera y Ribereña me ha felicitado por la etiqueta de Articulista que, “el Balaguer”, nuestro director, me ha asignado. Se lo agradezco...
Sucedió un siete de julio, en Durban, entre San Fermín y un Pulpo pitoniso, llamado Paul: Alemania 0-España 1

Mi vecina de sombrilla, que no de toalla, esa amiga Santiaguera y Ribereña me ha felicitado por la etiqueta de Articulista que, “el Balaguer”, nuestro director, me ha asignado. Se lo agradezco y le respondo que es un honor ser articulista y que mi lealtad, objetividad y entusiasmo serán las otras etiquetas con las que yo le corresponda y se lo agradezca.

Alemania 0 España 1. España se ha clasificado para su primera final en un Mundial, en este caso en Sudáfrica y en el 2010, colocándonos en la historia dos peldaños mas arriba que en competiciones anteriores y, todavía, podemos subir otro más ganando esa final, que lo haremos, contra Holanda, de esta manera no abandonaremos el país de las vuvucelas hasta el domingo y lo haremos con la copa de campeones por primera vez en nuestra historia.

Nuestra SELECCIÓN NACIONAL llegaba en su justo momento de juego colectivo para enfrentarse a los teutones , sin carencias, a base de juego técnico, pelea, esfuerzo sacrificio y hermanados, siendo todo esto suficiente para meternos en la final del Mundial. ESPAÑA ha sabido y podido derrotar a Alemania de igual manera como la venció en la final de la Eurocopa de hace dos años. ESPAÑA, por sabiduría, juego y hacer bien las cosas conocía el camino y no ha sido imposible.

Los pupilos de Joachim Low han demostrado a lo largo del torneo ser un conjunto aguerrido, con pegada y, esta noche lo primero y no lo segundo, con fortaleza física y algo de calidad en sus botas. Esta Alemania poco o nada tiene que ver con la de la final de la Eurocopa, siendo un pelín mejor que en 2008.

Alemania ha sido, esta noche, una selección complicada de vencer, demostrando su potencial y proyecto de futuro. Con un medio del campo muy potente, fuerte y con clase, con los Schweinsteiger, Ozil o Kedhira, Alemania ha sido como en todo el mundial un equipo perfectamente armado.

Alemania ha llegado a esta semifinal con trece goles a favor y dos en contra, repitiendo en tres ocasiones el guarismo cuatro. España, por el contrario, lo ha hecho con 6 a favor, e igual que los alemanes dos en contra.

Nuestros goleadores quedaron reducidos a la expresión de Villa e Iniesta y hoy apareció Puyol. Ellos, por si fuera poco, vinieron con Miroslav Klose un peligro, hasta esta tarde noche, constante para las defensas. De hecho, el delantero alemán estaba a solo un gol de igualar a Ronaldo Nazario como máximo goleador de la historia de los Mundiales, un hito histórico para el alemán, superando a jugadores de la talla del francés Just Fontaine, el carioca Pelé y a su compatriota Jurgen Klinsmann.

Pero no ha sido el único jugador a tener en cuenta en Alemania. Mesut Ozil, hoy oscurecido, llegará a ser un jugador llamado para hacer grandes cosas en el futuro. España, con un portero, una defensa impecable y un centro del campo sublime ha sabido y podido contrarrestar, hoy, a los germánicos en los tres cuartos de cancha alemana y metiendo miedo con Villa, las filigranas de Iniesta y el acierto de Del Bosque sacando a Pedro desde el principio.

España no ha marrado y se ha quedado sin gatillazo que es lo que cotorreaba en el parque, al lado de un Rincón para Doce, mi amiga la Santiaguera. Terminado el partido he tratado de convencerla en su murmuración de que no ha sido así. Gatillazos, metafóricamente, además de darse en el amor se dan en casi todos los oficios y también en el fútbol. Al no convencerla, ahí queda ella gritando, gruñendo, roncando, refunfuñando palabras mas fáciles de pronunciar que la del nombre de ese jugador de la Mannschaften (equipo) llamado Schweinsteiger.

La España de Del Bosque y nuestra ha estado toda la noche sublime por el trato dado al Jabulani por nuestros actores: Mucho toqueteo, mucho tiqui-taca, pero a la hora de meterla, pues una y suficiente.

Del arbitro, el húngaro Viktor Kassal, solamente diré que me lo quedo y deseo como juez para todos los partidos del F.C. Cartagena la próxima temporada.

Adiós amigos lectores, hasta el domingo día once, si Dios quiere que, ahora mismo y con ESPAÑA en la final, me desplazo al mejor restaurante de la zona para que me preparen un octópodo a Feira, aunque esté aquí en El Mar Menor y, ya, comprar lotería.

Pedro-Roberto J.P. hoy en un Lugar, con encanto, del Mar Menor. Dies7/7: Nonae Iuliae.

El pulpo Paul lo adivinó, San Fermín nos echó un capote y, Auf...
Comentarios