MIENTRAS LOS ALBINEGROS SUMAN CUATRO VICTORIAS SEGUIDAS EN CASA LOS TALAVERANOS LLEVAN SEIS PARTIDOS SIN GANAR

Rachas contrapuestas, peligro de romperse

Cartagena y Talavera se verán este sábado las caras con dos etiquetas bien distintas. De un lado el equipo albinegro, tras un pésimo arranque en cada donde llegó a perder tres de sus primeros cuatro partidos, en estos momentos pasa por su mejor momento en el Cartagonova.  En el Talavera ocurre todo lo contrario con cero victorias en las seis últimas jornadas. Son rachas contrapuestas que corren el peligro de romperse

Cuatro victorias consecutivas ante el Sanluqueño (3-0), Badajoz (1-0), Ibiza (6-0) y San Fernando (2-0) refrendan esa buena racha cartagenerista en casa donde ha sumado 12 goles a favor y cero en contra. Unos números buenísimos que han supuesto 12 puntos, hacerse fuertes en casa y colocarse al rebufo de los dos primeros clasificados.

Doce goles a favor, cero en contra, y 12 puntos es el bagaje del equipo cartagenerista en sus cuatro últimos partidos en casa

El Talavera es todo lo contrario y por increíble o difícil que pueda parecer viene dispuesto a ganar. Eso, a pesar de que no gana un partido desde la jornada 11, el 5 de noviembre, fecha en la que le ganaban a El Ejido a domicilio por 0-1. Aquel fue su último triunfo, de hecho esta mala racha de resultados le ha descendido hasta la posición 13, un puesto que parece más natural que la segunda o tercera posición que llegarían a disfrutar en los primeros compases de la Liga.

El once del Cartagena que se impuso al San Fernando/Foto: RAÚL VELASCO-SCT

El Cartagena busca su quinta victoria consecutiva en el Cartagonova/Foto: RAÚL VELASCO

Por eso hay que tener mas cuidado si cabe con el Talavera. Conociendo a su entrenador, Juan Francisco Alcoy, vendrá dispuesto a que su equipo juegue bien al fútbol, a tener el balón y a tratar de dar la sorpresa para recuperar posiciones lo antes posible. Y no tendría (ni tendrá) nada de extraño que una de estas dos rachas se rompa, con lo que sería una sorpresa para muchos.

Por el contrario el equipo que drige el ex cartagenerista Alcoy no ha ganado ningún partido en las últimas seis semanas, que lo hace más peligroso

Para lo bueno y también para lo malo. Son rachas contrapuestas con el peligro de romperse. El Cartagena lo sabe, Munúa lo sabe y los futbolistas albinegro lo saben también, que no será fácil desembarazarse de un Talavera que, a pesar de llevar seis partidos sin ganar, quieren volver al buen camino.