EN ESPERA DE RECIBIR AL LÍDER MARBELLA

Hasta cuatro soluciones para resolver el problema de la defensa del FC Cartagena

Johannesson.
Johannesson.  

Cuatro son las soluciones que avistamos para intentar solucionar el problema de la defensa del FC Cartagena, su sistema o el comportamiento transitorio y corregible de sus futbolistas (antes seguros, ahora menos seguros), que desde que se marchó Gustavo Munúa a Uruguay y entró en su lugar Borja Jiménez, ha comenzado a encajar goles. Pero, lo peor, unos goles absurdos que han desembocado en la pérdida del colchón de puntos de que disponían los albinegros al frente de la tabla.

Fríamente considerado el asunto a cualquier observador  blanquinegro coloca los pelos como escarpias aunque, por paradoja y porque no hay mal que por bien no venga, la producción de la delantera, traducida en goles a favor, ha ascendido y lo consecuente es que no baje.

Pero se recuerda aquella etapa en la que el Cartagena fue proclamado el mejor equipo de Europa por toda la prensa del continente defendiendo su portería. Aquella fase de felicidad se canjeó por el miedo. No es para menos.  El uruguayo se despidió con 11 goles recibidos por el equipo y una media de 0,61 por encuentro. Después con Borja, Marc Martínez, el Zamora del año pasado en Huelva, ha encajado  una media de un gol por partido.

La defensa es la línea más castigada por cambios constantes y la que más acusa el carrusell de probaturas del estratega que ascendió al Mirandés de nuevo al fútbol profesional y que fue una apuesta de Belmonte aceptar la posibilidad de que recibiese el cargo para intentar prolongar el ritmo del equipo.

Con Munúa se registró una media de 0,61 goles encajados por partido; con Borja, justo 1 por encuentro

Y se da la circunstancia de que, por unas causas u otras (expulsiones o lesiones) llega al Cartagonova el Marbella para enfrentarse a los jugadores de Borja, quien tiene el puesto asegurado hasta el 20 de junio, siguiendo la línea marca de la casa. El abulense puede tratar con plena seguridad de disfrutar de su puesto pero su blindaje no está exento de que la Comisión deportiva pueda en el régimen interno pedirle responsabilidades.

Borjaaa

Borja en una rueda de prensa previa a uno de los partidos.

Las cuatro supuestas soluciones para que el bloque defensivo del Efesé SAD sea el que fue y pueda salir airoso ante la prueba marbellí pasarían por varias salidas:

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

  1. 1.- Que sencillamente Diegui Johannesson se encuentre la tarde del domingo en condiciones físicas para jugar sin problemas. Resuelto este punto sobrarían los demás. Pero hoy por hoy las dudas flotan y una recaída haría que el mismo futbolista quedase descartado para la salida a Córdoba.
  2.  
  3. 2.- Que el joven Uri, del Cartagena B todos los domingos pero que se entrena con la primera plantilla, pase a ocupar de nuevo el lateral derecho. Aunque lo suyo es el centro de la defensa o la función de pivote. Sería recurrir a un remedio que lleva a las dudas aunque el jugador cumplió cuando lo hizo con Borja en banda derecha.
  4.  
  5. 3.- Colocar al grancanario Álex Martín de lateral por la derecha, hasta que la línea quedase cubierta con Sergio Ayala por el centro.
  6.  

 4.-Recurrir a Carlos David, quien sigue en  recuperación y, forzando un poco, podría ser el último recurso. El 12 de febrero el diagnóstico médico era rotura fibrilar en el gemelo interno de su pierna derecha. Jugando ante el Cádiz el día ocurrió el percance. El tiempo de recuperación era de tres a cuatro semanas y ya habrían pasado diecisiete días desde el pronóstico de los doctores del club.

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII