SIMóN RUIZ FERRER |INGENIERO QUíMICO Y SOCIO NúMERO 13 DEL FC CARTAGENA

De continuas desventuras a ventura total

Así es amigos, en breves días, se van a cumplir, casi 58 años, que se dice muy rápido, que mi padre, en contra de la voluntad de mi madre, se dignó llevarme por 1ª vez al Almarjal; no lo recuerdo, es la verdad, pues tenía sólo 2 años; y sé,...
Así es amigos, en breves días, se van a cumplir, casi 58 años, que se dice muy rápido, que mi padre, en contra de la voluntad de mi madre, se dignó llevarme por 1ª vez al Almarjal; no lo recuerdo, es la verdad, pues tenía sólo 2 años; y sé, porque después me lo confirmó él, que aquel día, la UD Cartagenera venció al CD Cieza por 4 a 0.

Parecía que se abría un amplio periplo de gracia, alegrías y regocijo para los "cartageneristas aladroques acérrimos"; nada mas lejos de la realidad. Desde entonces, hasta hace bien poco, ¡qué pocas alegrías hemos podido disfrutar!. Pues bien, de un tiempo a esta parte, y como bien sabéis, han pasado la friolera muchísimos, a excepción hecha de un par de frivolidades, mas bien les diría yo, alegres devaneos en los años 60 y 80, respectivamente, la vida futbolística, nos ha cambiado (cosa rara) para bien.

Muchos han sido los altibajos por los que hemos debimos de pasar, pero todo tiene su recompensa. Recompensa que se ha visto plasmada en la temporada pasada, con el consabido ascenso y la triunfante actual. ¿Alguien recuerda algo así?. ¡Qué maravilla!.¡Qué alegrías, mis queridos amigos!. Nunca jamás, los que sentimos el cartagenerismo en nuestras carnes, habremos "engordado tanto". Como por aquí se dice, ¡no nos cabe una pajica por el culo!, y si encima miramos la clasificación, ¡no véas, nene!. Presumimos como nunca, sacamos pecho como nunca, nos recreamos como nunca viendo en la "tele" (¡quién lo iba a decir!) nuestros colores (aunque ahora domine el amarillo, bueno ¿y qué?), qué mas nos da, ¡con tal de que no se confundan los colores..., y nos llevemos los tres punticos...!, pues ¡arró y calamá!.

Es por ello, que desde aquí, quiero agradecer, todas estas dichas futbolísticas, a modo de "gran gesta", desde la temporada pasada al día de hoy, además de que lo que estamos viviendo, es un sueño hecho realidad y que, esperemos, a poco que nos sigan rodando bien las cosas, llegar al "cielo futbolístico de la 1ª división", cosa impensable en esta bendita tierra, agradecer, repito, a este bloque integrado por su Presidente a la cabeza, Director general, directivos, (no muchos, es cierto), a los jugadores (voy a incluir, ya, a los actuales refuerzos), cuerpo técnico, cuerpo médico, cuerpo administrativo y prensa, delegados (equipo y campo), utilleros, publicistas, etc.

Esperando que, en brevísimos días, logremos ver ese estadio Cartagonova, a rebosar, pero lo que se dice, a rebosar, como asignatura pendiente, en esta nueva etapa, tras la última debacle cordobesista de aquélla nefasta noche promocionaria, de la que no quiero acordarme..., que diría Miguel de Cervantes.