sábado. 24.09.2022

Cordero, un ‘echao p’alante’ con ganas de triunfar en su tierra

Si me preguntasen qué me parecería que Pedro Cordero se hiciese cargo del Cartagena diría que ojalá y que estaría encantado de que así fuera. Lo digo antes de nada: es mi amigo y no lo puedo ocultar aunque lo cortés no quita ni quitará lo valiente. No sería la...
Si me preguntasen qué me parecería que Pedro Cordero se hiciese cargo del Cartagena diría que ojalá y que estaría encantado de que así fuera. Lo digo antes de nada: es mi amigo y no lo puedo ocultar aunque lo cortés no quita ni quitará lo valiente. No sería la primera vez que estaríamos en trincheras distintas que al final acaban siendo las mismas.
De Pedro me sé toda su historia. La futbolística y la personal. Al margen de la buena amistad que tenemos desde hace casi 30 años –la primera entrevista que le hicieron fue con 16 años en los días previos de su debut en el Rico Pérez ante el Hércules con Mesones en aquel banquillo del Efesé en Segunda- se la hice yo en aquel diario cartagenero que sólo duró 35 números, La Prensa de Cartagena, que acabaría siendo una burda maniobra política, una ‘tapadera’ para dar a conocer aquellos famosos ‘sobres’ que acabaron dándole el poder al Partido Cantonal. Pero esa es otra historia claro. Os decía que la probable llegada a la presidencia me parecería fenomenal y os voy a explicar mis motivos.
Pedro, a sus casi 45 años que cumplirá ahora en agosto es de esos tipos que están considerados ‘echaos p’alante’. Futbolísticamente ha ido de menos a más, empezó por La Unión, con José Francisco Beltrán en la presidencia y su amigo Manolo Sánchez de entrenador. Hizo un buen equipo que subió a Tercera pero él prefirió emigrar hasta Torrevieja dónde también formó otro conjunto que se la jugó para ascender a Segunda B.
Después llegó la aventura en El Rubial de Águilas para hacer un parón en 2009 en el que aprovechó para ser de los primeros articulistas en SPORTCARTAGENA, desde dónde saltó al plató de la televisión regional para comentar aquella temporada repleta de magia del Cartagena en su vuelta a la Liga Adelante.
Más adelante le llegaría su acontecimiento futbolístico más importante en los despachos: la dirección deportiva de un CD Tenerife, hoy en Segunda A, dónde tuvo que hacer limpieza para formar una plantilla con cuya base han logrado ahora el regreso al fútbol profesional. Sin estar ha sido su gran éxito y así está reconocido en Tenerife.
Desde entonces Pedro Cordero no ha vuelto al ruedo profesional aunque ha estado cerca en dos ocasiones, con el Real Oviedo de la mano de Pina y hace un par de meses, en mayo, con su nombre sonando para la dirección técnica del Córdoba, dónde llegó a estar en un par de ocasiones para entrevistarse con el presidente.
Ahora surge esta posibilidad, no cerrada pero bastante ‘potable’ por lo que Pedro pide prudencia. El ex futbolista encarna los valores que muchos, muchísimos aficionados quieren y sería capaz de regenerar la ilusión de una alicaída afición. Además estaría bien respaldado por unos cuantos empresarios cartageneros que saben lo que hay y lo que se cuece, se llevarían muy bien con las peñas y, probablemente, la masa social del club no se vería tan dañada de cómo está en la actualidad. Además, cuenta con el respaldo más absoluto de la concejalía de Deportes que es tanto como decir del ayuntamiento de Cartagena.
Perico Cordero tiene muchas ganas de triunfar en su tierra. Lo hizo como jugador y este puede ser su momento oportuno como presidente.

Cordero, un ‘echao p’alante’ con ganas de triunfar en su tierra
Comentarios