lunes. 30.01.2023

El FC, premio nacional al esperpento futbolístico

Somos el hazmerreir de mucha gente. A toda la que le cuento la historia de esta temporada o no se lo cree, o se echa las manos a la cabeza, o dice que nunca oyó nada parecido o se ríe porque  cree que es un chiste. Ya puede el admiradísimo Pencho,...
Somos el hazmerreir de mucha gente. A toda la que le cuento la historia de esta temporada o no se lo cree, o se echa las manos a la cabeza, o dice que nunca oyó nada parecido o se ríe porque  cree que es un chiste.

Ya puede el admiradísimo Pencho, el presi de las peñas, mover a la masa para incrementar el número de socios que, con estas cosas, nos hundes el corcho, como se dice en Cartagena. Sí, sí, van a venir todos los del Campo de Cartagena como moscas a la miel. Más que los pueblos que rodean Bilbao, San Sebastián y Pamplona. Muchos más. En cuanto lleguen, no encontrarán miel sino algo mucho peor. Lo podéis arreglar regalándoles un jamón (de Iberia, territorio de España y Portugal. O sea, ibérico)

No voy a escribir sobre los errores cometidos en estos años, una hartá, como se dice en Andalucía. La cantidad de jugadores despreciados o echados locamente (la lista es larga), o la de entrenadores despedidos que ahora triunfan (Jémez y Fabri, los dos –qué casualidad- del año del ascenso- porque al inolvidable hiciste bien en largarlo), ni el desprecio de la cantera, ni el cambio de directores técnicos con los “aciertos sublimes” que todos conocemos, no. Escribo de esperpentos. Si hubiera premios, nosotros seríamos el Nacional al Esperpento Futbolístico.
La temporada del descenso bien que te luciste –o los que te rodeaban-echando a Víctor y abrazándote al maldito Quirantes y no querer fichar a lo que hacía falta –un organizador- para traerte al despedido por malísimo Julien que, claro, siguió siendo malísimo.

Pasaste del portero Molina, que se fue, y ahora lo fichas. Lo de René, otro portero, ha sido de traca, de ridículo, de no tener ni idea de lo que se lleva entre manos. Antes, lo de Tonino, lo ficho, no lo ficho, lo ficho, lo echo antes de empezar, no lo echo, se queda, no se queda, se queda.

El fichador y mantenedor de Carlos Ríos hasta la debacle ve a un tal René una serie de partidos y le gusta mucho. Lo ficha. El nuevo entrenador lo tiene dos meses en la pretemporada y lo pone de titular el primer partido de Liga y…deja que lo echen por la noche. Qué coherencia, Reverte, lo fichas y lo lanzas por la ventana. Qué lógica, señor Pato, esto parece de Walt Disney, tienes tres porteros y, según vosotros, pones al peor y te desprendes de él nada más acabar el partido.

Y en la Liga anterior, qué coherencia Reverte, no echas a ninguno de los dos enormes petardos que teníamos en la portería. Leí un artículo estupendo y valiente de Manuel Ángel sobre la parejita que deberíais reproducir debajo de la noticia del nuevo fichaje, que estaba –naturalmente- sin equipo. ¿Quién lo iba a fichar después de su colaboración en el descenso?. Teníamos que olvidar lo pasado –que olió y huele tan mal- y nos traen a éste a recordárnoslo a cada minuto. Y, mientras, el vestuario estará pensando que quién es el próximo. O sea, dando confianza y tranquilidad. Monumento al esperpento.

Yo no sé quién hace estas barbaridades. De lo que estoy seguro es que estamos perdiendo el prestigio a chorros. Ya ven los jugadores magníficos que hemos tenido cedidos y que algunos no han salido destrozados de aquí de milagro –el inolvidable sabe mucho de eso- por lo que los clubs se abstienen últimamente de dejarnos a alguien. Alguno  de ellos juega en Primera y aquí ni los poníamos. Hagan ustedes la lista…

Los culpables son todos -¿Pacolo, Pato, Reverte?- porque todos dicen públicamente que la decisión es como la de Fuenteovejuna. Yo creo que mienten para salvar el puesto, pero se podían callar para no hacer el ridículo. A uno que le pareció muy bien que el portero lanzado por la ventana lo ficharan y ahora que lo echaran a los dos días. Al otro que Juanma es un gran portero. Ja, ja, ja. Cómo lo disimuló en la Liga negra. Espero un milagro, en los que creo. El tercero que todo está muy bien y además pidiendo socios. Os habéis lucido Pacolo, Reverte y Pato. El prestigio que podíais tener ha desaparecido bastante. Si los fichásteis creyendo que eran buenos y resultan lo contrario, como para fiarse de vosotros. Si creyendo que son buenos, dejáis que los echen para salvar la  silla, para fiarse más. Y si dejáis que refichen a alguno como el portero creyendo que es como resultó ser, para fiarse infinitamente.
Y, mientras, sin completar el centro del campo, como en septiembre del 2011 ¿os acordáis fenómenos? Hundid al vestuario y dar malísima imagen.

Y vuelvo al principio. Sé las cosas buenas de Pacogo y el dinero que ha puesto, pero –si piensa seguir así dejándonos en ridículo- es preferible que no siga. Prefiero estar en 2ª B por los siglos de los siglos, con un dirigente sensato, aunque nuestro puesto está en la A, que con este follón. Además, un buen administrador, rodeado de gente que sepa de fútbol y con 5000 socios en 2ª B y 8 ó 9.000 en 2ª A puede hacer como en Soria : mantener al equipo en la A y hacer algunas excursiones en Primera. Haría falta un cartagenero, a ser posible, que se echara hacia adelante. Eso –ya lo sé- es pedir milagros y lo pido. Un cartagenero que se haga responsable de esto y no deje a los de fuera venir a hacérnoslo, como en tantas otras cosas. Mas soñar no cuesta dinero.
En este maremágnum de entradas y salidas absurdas, lo del Sanluqueño –más años en Tercera que mi abuela- es una consecuencia lógica con el equipo dirigente que tenemos. Otro golpe de prestigio de Cartagena y su Cartagena. Otro ridículo ante un equipo potentísimo. Otra vez yéndonos de vergüenza de la Copa.

La marca de Cartagena vende. Sí, desastres de momento. Pena de Cartagena. Cartapena.

El FC, premio nacional al esperpento futbolístico
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios