miércoles. 30.11.2022

Rompamos el récord

Bastante tenemos con ser el de esta temporada. No atraigamos a los buitres informativos de prensa, radio y televisión para ver qué pasa, para analizar inversiones, jugadores, ambiente etc. Verán que los jugadores tienen piernas, pero hurgarán la razón de utilizarlas tan escasamente. No seamos el choteo de tantos. He estado...

Bastante tenemos con ser el de esta temporada. No atraigamos a los buitres informativos de prensa, radio y televisión para ver qué pasa, para analizar inversiones, jugadores, ambiente etc. Verán que los jugadores tienen piernas, pero hurgarán la razón de utilizarlas tan escasamente. No seamos el choteo de tantos.

He estado 15 días en Sevilla para dos bodas que coincidieron con los sábados de las derrotas ante Alcorcón y Alcoyano. Me amargaron las dos fiestas. Entre los béticos diciéndome que si íbamos a subir a Primera (que nos tienen ganas por algunos resultados últimos) y los sevillistas, que no se lo creían, vaya ambiente que tuve que aguantar. Es más difícil perder todo y tanto que ganar algo. Pero así estamos.

Hablemos en junio, sí, pero en Segunda A, y olvidemos –si se puede, con tantas heridas abiertas-  los fracasos nuestros y los triunfos de los que estuvieron con nosotros.
Retire de momento el que quiera su crédito a Pacogó por fichar al delirante Quirantes, el del desastre, que venía de fracasar en otros equipos a los que hundió como ha hecho con nosotros. Parece imposible equivocarse tanto.

Olvidemos a Víctor y la continuación esperpéntica de Maldonado y Goiría, que debieron salir los primeros en el verano como ya escribí en su momento. Retiren, a discreción, el crédito al entrenador, tan desorientado. Poner a jugadores  fracasadísimos y criticadísimos sin argumentación y lógica alguna y guardar a los que han demostrado más es inexplicable. Hacer cambios absurdos y negativos nadie lo entiende.

Presentar alineaciones que asustan nos lleva al desconcierto y a la rabia. Javiló también juega al dominó con Goiría y Cía. Esperemos que no tengan razón los que lo ponían verde desde Xerez en los periódicos deportivos nacionales cuando lo fichamos. (Devolveremos el crédito a todos si se produce el milagro. Ahora que cada palo aguante su vela).

No seamos, por Dios, el comentario nacional. No atraigamos la atención morbosa de los demás. No quedemos así ante el resto de España. No seamos la miel para que vengan las moscas incluso más allá de nuestras fronteras. Bastante tenemos con hacer el rídículo con el césped, tal como recordaba Canal Plus. Tantos errores tan grandes -¿hay más margen?- tendrán que dar paso a algunos aciertos.

No sigamos perdiendo. Rompamos el récord.

Apelemos al orgullo de los jugadores, que lo tendrán. Que arriesgan  su futuro profesional, su prestigio, su amor propio, su honor, su caché futuro… Que tienen que hacer el milagro que esperamos.

Que oigan los alaridos de dolor, los profundos lamentos, la rabia suelta, las críticas amargas de los seguidores, que tanto sufren y expresan en el foro de este diario digital. Con razón o sin ella, con formas educadas o no, pero que son el resumen de un gran dolor.

Que nos televisan el domingo y habrá muchos mirando para analizar e incluso para alegrarse si vienen mal dadas. Que los héroes que acompañen al equipo vuelvan contentos.

Todo se nos pone en contra pero sacando fuerzas como sea, sobre todo en los momentos dramáticos, hay que seguir gritando Cartagena sí, Cartagena siempre. Y salud y alegría para todos.

Rompamos el récord
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios