elevó
LA INTRAHISTORIA DE UN FRANCISCANO INOLVIDABLE

El día en el que el padre Turpín elevó a Mariano Sánchez a la categoría de Dios

MANUEL ÁNGEL Aquella tarde, con la adrenalina del ascenso en Alcoy metida en el cuerpo Antonio Turpín era el fraile franciscano más feliz del mundo. Era un 25 de mayo de 2009 y estábamos en un atiborrado templo de la Caridad celebrando y rezando por el ascenso logrado veinticuatro horas antes en Alcoy. Y Turpín...