UN TERCIO DE SU POBLACIÓN ESTARÁN EN LAS GRADAS

‘No hay billetes’ en Almendralejo

Por increíble que pueda parecer pero el ‘Francisco de la Hera’ de Almendralejo se llenará este domingo hasta la mismísima bandera. Decimos lo de increíble porque la localidad extremeña, que no cuenta con más de 35.000 habitantes, va a tener representado a un tercio de su población. Y por si era poco las entradas se han vendido en apenas dos días en taquillas. La ‘caldera’ en la que se convertirá el campo extremeño sólo será comparable con la que espera en el Cartagonova una semana después

El 'Francisco de la Hera' presentará un lleno absoluto
El 'Francisco de la Hera' presentará un lleno absoluto  

Más de 25.000 espectadores van a presenciar en directo los dos partidos de la eliminatoria decisiva por el ascenso a Segunda entre el Extremadura y el Cartagena sin contar con los miles que lo van a seguir por televisión en tda España.

Este domingo se colocará el cartel de ‘no hay billetes’ en las taquillas del feudo extremeño y para el partido de vuelta es más que probable que ocurra lo mismo, siempre y cuando el equipo cartagenerista alcance un resultado que le permita encarar el segundo encuentro con todas las garantías del mundo, algo que a priori todo apunta a que así será.

Las taquillas del ‘Francisco de la Hera’ permanecieron abiertas hasta cerca de las 12 de la noche de este miércoles y entre la afición extremeña se respira optimismo después de la sorpresa que supuso la eliminación del Mirandés gracias a un sorprendente 0-2 que ha colocado al Extremadura como el sorprendente finalista.

Ya puede decirse que Almendralejo, una localidad equiparable a Mazarrón en su número de habitantes, estará volcada en este partido de ida donde a los blanquinegros no les cabe otra que aguantar la presión y tratar de lograr un buen resultado para el partido de vuelta.

POCOS SEGUIDORES ALBINEGROS

Por parte de la afición cartagenerista todo apunta a que no viajarán más de tres autobuses con seguidores albinegros hasta Almendralejo. Los más de 700 kilómetros que separan ambas localidades y a la hora en que acabará el encuentro (ocho y media de la tarde del domingo) complican el viaje ya que el regreso de los aficionados cartageneristas no será antes de las 8 de la mañana de este lunes.